La industria, nuestro mejor tesoro

Esta misma semana la Comisión Europea en funciones ha anunciado una medida de gran impacto para la industria de automoción europea. Se pondrán aranceles del 35% a los fabricantes chinos que venden coches eléctricos en Europa para proteger a nuestra industria, como ya hiciera Biden en Estados Unidos.

La industria es sin duda un sector sinónimo de competitividad, empleo de calidad y calidad de vida. Allí donde se instala una industria en España o Navarra se fija población y los pueblos y ciudades tienen vida.

La actual Ley de Industria Nacional es de 1992, por lo que sería lógico pensar que está obsoleta, algo que dice el sector, ya que no contemplaba ni la digitalización, la robotización, la economía circular o el cambio climático. Es importante y urgente una nueva ley con el objetivo de adaptarla a la realidad industrial y económica tenido en cuenta la doble transición y que sea la mejor herramienta legislativa para las empresas en esta transformación.

Navarra es reconocida a nivel nacional y europeo por el peso de su industria sobre el PIB, el 30%, nada más y nada menos (siendo a nivel nacional el 15,3%) y por tener un proyecto de comunidad más allá de los gobiernos de turno correspondientes. El Plan de Industria de Navarra 2021-2025 está basado en el crecimiento, la transformación digital y la sostenibilidad.

Una industria con fuerte peso de la automoción, la agroalimentaria y el sector químico, que hace que seamos muchas veces la envidia nacional en materia industrial como dijo el ministro Jordi Hereu en su visita la semana pasada a Pamplona.

En el panorama nacional y después de la pandemia del covid-19 y con la llegada de los fondos europeos, nuestro país tiene que cumplir ciertos hitos para poder obtener esos desembolsos de la Comisión Europea. Una futura Ley de Industria es uno de ellos, en concreto el hito #176.

Sin duda, estamos en un buen momento para reindustrializar y modernizar nuestras economías. Los PERTE están ya llegando a las empresas y a la economía productiva como así aseguró el presidente de Gobierno. En Navarra, por ejemplo, el PERTE del vehículo eléctrico y conectado ha concedido 58 millones de euros a empresas presentes en Navarra y el PERTE agro más de 16,8 millones para reforzar la industria agroalimentaria.

Debemos hacer un gran pacto económico y social por la reindustrialización y la transformación del sector industrial español para seguir siendo competitivos.

Los retos no son pocos ni sencillos, debemos en primer lugar con esta futura ley respetar las competencias autonómicas en materia industrial, como por ejemplo en Navarra que ye está negociando una Ley Foral de Industria. Debemos también seguir adaptando las políticas industriales de nuestro país a la realidad europea como he mencionado antes, para seguir generando ecosistemas favorables de innovación. Debemos contar con todos los agentes implicados a través del Foro de Alto Nivel de la Industria Española.

Además, esta ley debería desarrollar mecanismos que permitan la resolución de posibles conflictos industriales, en coordinación con las CCAA permitiendo el mantenimiento de las capacidades productivas y el empleo. Y sin duda, mejorar las políticas de autonomía estratégica abierta como por ejemplo a crear una Reserva Estratégica de Capacidades Industriales que tenga por objetivo ayudar en posibles pandemias o situaciones de emergencia.

Sin duda, Navarra es ejemplo de cómo la industria ayuda a poder vivir con condiciones dignas. Debemos los políticos mejorar nuestras leyes para que sea de verdad un instrumento de ayuda a ciudadanos y empresas para seguir viviendo en la comunidad con mejor calidad de vida.

Somos cultura

¿Qué es la cultura? Cuesta hacer una definición exacta de la palabra, porque la cultura está en todo lo que nos rodea. Es la transmisión de lo que ocurre en la propia existencia, la expresión de nuestra vida cotidiana, en definitiva, es algo personal y genérico a la vez.

Cuesta definir qué es el arte, pero resulta que vivimos rodeados de él. Todos y todas a lo largo de nuestra vida hemos podido leer un libro, ver una película, escuchar una canción, decorar la habitación de una casa, bailar, cantar, emocionarnos con una obra de teatro… y toda esa vivencia siempre es compartida, con amigos, amigas o familiares. Esta es la mayor muestra de que, aunque no lo creamos, todos y todas formamos parte de la cultura, y la cultura siempre está ahí, sobre todo cuando más la necesitamos.

Son miles de profesionales los que hacen que la cultura sea posible, su incansable dedicación y sacrificio mueve el mundo. Pero la mayoría de ellos seguro que han tenido que hacer frente a la gran pregunta, “¿Eso que estudias ya tiene salidas?”. Y es que, a pesar de vivir rodeados de cultura, el reto sigue siendo su puesta en valor, asumir que la cultura es un bien esencial en nuestra sociedad.

Y por eso corresponde animar a la formación. La mejor manera de poner en valor la cultura es garantizar que tenga futuro, que las nuevas generaciones vean en la creación una manera de desarrollarse personal y profesionalmente. La cultura sin la educación no es posible. Son caminos coexistentes en los que se deben generar entornos educativos que favorezcan el entendimiento y el vínculo con la cultura y que permita la formación para dotar de profesionales preparados a todo el amplio sector técnico, creativo y de investigación que la cultura puede ofrecer.

Las administraciones y los representantes públicos tenemos una responsabilidad mayúscula en este sentido. La puesta en valor pasa por políticas públicas comprometidas y que le den el peso que merece. No se trata de un solo indicador de un solo porcentaje, se trata de una visión global de qué políticas se quieren implementar y cómo se planifica a corto, medio y largo plazo. No podemos simplificar la cultura a un solo dato, ni a un solo titular, porque la cultura va mucho más allá, y por suerte es mucho más transversal.

En la actualidad, llevamos cinco ejercicios presupuestarios en Navarra con un presupuesto en cultura que se incrementa, a pesar de tener en medio una pandemia y una guerra a las puertas de Europa. Y es que a la cultura no le da igual quién gobierna. No es la misma respuesta que dan unos y otros, y a los hechos me remito. Este Gobierno planifica, coordina, vertebra el territorio teniendo a la cultura como agente principal, un gobierno que sí cree en su valor.

Pero hay retos más allá del presupuestario; la dignificación de los y las profesionales de la cultura, la adaptación a las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial sin perjudicar a la creación artesanal, los derechos de autor, la oportunidad creativa, la formación y, de nuevo, continuar con la puesta en valor.

El futuro sin olvidar el presente, seguir favoreciendo una cultura accesible e inclusiva, que cuide del medio ambiente, que vertebre el territorio y dinamice nuestras localidades. El Bibliobus, por ejemplo, es una muestra innovadora de cómo la cultura es un servicio esencial, y si se cree en ella se logran grandes avances y oportunidades. Estos proyectos, de los que nos tenemos que mostrar orgullosos, son grandes pasos de la puesta en valor de una cultura que es pasado, presente y futuro, y que por eso se debe recordar todos los días, no solo cuando se llena un estadio o se gana un Goya, que también.

Son nuestras localidades las que en muchas ocasiones ponen de relieve la amplia riqueza cultural que tenemos en nuestra tierra. El corazón de nuestras tradiciones y procesos creativos nacen de grupos y asociaciones locales, amateurs, profesionales, municipales, a quienes debemos seguir apoyando y acompañando.

Al personal de la cultura, gracias, a quienes cuidan de la cultura, gracias, a quienes creen en la cultura, gracias, y a quienes aún piensan que es algo que no va con ellos y ellas, les animo a recordar esa canción, ese libro, esa serie, ese momento que les ha marcado en la vida.

Como dijo la ensayista y filósofa, María Zambrano, “la cultura es el despertar del hombre”. Despertemos y defendamos la cultura como algo esencial, sigamos valorándola como se merece.

Porque, al fin y al cabo, todos y todas somos cultura.

Autor: Ibai Crespo.

El PSN-PSOE denuncia el “barro” que genera la derecha frente a lo que le importa de verdad a la ciudadanía, la aprobación de los quintos Presupuestos de Navarra

El portavoz del PSN-PSOE, Ramón Alzórriz, denuncia el intento de las derechas de seguir “embarrando” la política navarra frente a lo que de verdad le importa a la ciudadanía. “Desde la derecha quieren ruido para no hablar de lo que importa a la gente, de la educación pública, de las escuelas 0-3 gratuitas, de la mejora de la sanidad pública, de los derechos sociales y de la convivencia en nuestra comunidad”.

“Se ha aprobado tanto en Navarra como en Pamplona la ley presupuestaria, que mejora directamente la vida de las personas”, asegura Alzórriz, “siendo los socialistas claves para aprobar las cuentas de Pamplona después de muchos años de parálisis”.

El portavoz socialista lamenta que pese a las reiteradas y numerosas peticiones de información, preguntas escritas, preguntas orales y comparecencias respondidas sobre los túneles de Belate, “la derecha quiera seguir generando ruido en el Parlamento” y reitera, “no vamos no vamos a permitir que sigan acumulando barro con técnicos del departamento, las responsabilidades políticas son de los políticos”.

Sobre la próxima ponencia de la LORAFNA, Alzórriz es tajante, “no vamos a cambiar ni el estatus de Navarra ni la zonificación lingüística”. “Vamos a adecuar la ley al siglo XXI pero no vamos a modificar ninguna de estas cuestiones”.

En relación con el proyecto de resignificación del Monumento a los Caídos, el portavoz socialista muestra su apoyo sin fisuras al director general de Paz y Convivencia, Martín Zabalza, y defiende la resignificación del edificio. “Derribar no soluciona el problema de convivencia y resignificar no es olvidar, sino darle un nuevo contenido”.

Alzórriz: “basta ya de mentir y crear falsos conflictos que derivan en odio, debemos fomentar el diálogo sincero y la convivencia”

El portavoz del PSN-PSOE en el Parlamento de Navarra se ha mostrado tajante y ha lanzado un mensaje a la ciudadanía navarra. “Basta ya de mentir y crear falsos conflictos que derivan en odio y repercuten en la sociedad”. “Debemos fomentar el diálogo sincero la convivencia y trabajar por mejorar las condiciones de vida de las y los navarros”.

Alzórriz asegura que “tanto los políticos como los medios de comunicación tienen la responsabilidad de no alterar las calles” y añade, “no se puede buscar permanentemente el conflicto ni elevar al máximo conflicto cualquier cuestión que se trate en el Parlamento”.

En este sentido, el portavoz socialista se pregunta, “¿qué hay de malo en dialogar en un Parlamento sobre una ley como la LORAFNA, que tiene 40 años, cuando la sociedad ha evolucionado?. “Siempre hemos dicho que estamos dispuestos a hablar de cuestiones para adecuarlas a los nuevos tiempos, pero siempre dentro del marco constitucional y con ciertas líneas institucionales de símbolos o de lengua por las que no vamos a pasar”.

“Cuando se miente las cuestiones derivan en conflictos y en cuestiones que nada tienen que ver con solucionar los problemas de la ciudadanía”, insiste Alzórriz. Por eso, explica, “el PSN-PSOE apuesta por dialogar y defender las posturas que siempre ha reivindicado y mantenido”.

Por otro lado, el PSN-PSOE defenderá una moción en favor del pacto contra la pobreza el próximo jueves en el pleno del Parlamento de Navarra. “El pasado lunes no salió adelante una declaración en este sentido porque VOX, un partido que quiere involucionar todos los derechos conseguidos, votó en contra”.

“No vamos a permitir que algo tan básico y tan lógico como que este Parlamento reafirme su posición por el pacto contra la pobreza se quede como algo sin importancia”, sentencia.

Construir Europa con los ayuntamientos

Después de las recientes elecciones locales y regionales en las que la ciudadanía ejerció su derecho al voto en democracia, los partidos políticos han tenido dos semanas para lograr sumar una mayoría suficiente para gobernar. En concreto, en esta ocasión, tal como establece la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) la fecha límite para constituir los ayuntamientos fue este pasado 17 de junio.

Navarra, por su parte, está constituida por un total de 272 municipios que fueron llamados a votar el pasado 28 de mayo y que recientemente han configurado su gobierno local para los próximos cuatro años. Pero, ¿cómo se interrelacionan los gobiernos locales con Europa? ¿Qué papel representan los municipios en la configuración europea?

La Unión Europea cuenta en el conjunto de sus 27 estados miembros con más de un millón de representantes electos a nivel local, los cuales desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de sus regiones, ciudades y pueblos. Son por definición el nivel político más cercano a la ciudadanía. Sin embargo, en muchas ocasiones han de lidiar con leyes, programas de financiación y políticas europeas, no contando siempre con suficiente formación específica en la materia.

Por su parte, la UE es frecuentemente percibida como un ente lejano, y las dinámicas y la actualidad de Bruselas no siempre son conocidas ni entendidas por la ciudadanía, suponiendo esta distancia un freno para el proceso de integración europeo.

Por ello, la política europea y la local se beneficiarían mutuamente si los ayuntamientos se convirtiesen en los embajadores de la Unión en sus territorios. En efecto, la implicación de forma permanente de los representantes locales, alcaldes y concejales en las dinámicas políticas de la Unión y en la actualidad europea puede proporcionar, debido a su cercanía, un impacto sustancial y medible en la ciudadanía. Además, este mejor conocimiento del funcionamiento de la UE y de su actualidad puede contribuir a un mejor aprovechamiento de las oportunidades disponibles para los municipios, así como a una mayor involucración en su toma de decisiones.

De hecho, la Conferencia sobre el Futuro de Europa, que ha constituido un ejercicio deliberativo innovador entre la ciudadanía, los representantes institucionales y la sociedad civil a nivel europeo, se mostró favorable a este refuerzo de la colaboración entre el nivel europeo y el local en su informe de conclusiones el 9 de mayo de 2022. Entre las mismas, la recomendación 39.2 reclama una mejor implicación de los representantes locales en el proceso de toma de decisiones de la UE.

Así pues, satisfacer esta necesidad es el objetivo del programa Construir Europa con las Autoridades Locales (Building Europe with local councillors, por sus siglas en inglés BELC), lanzado por la Comisión Europea el 22 de junio de 2022 y fruto de una propuesta inicial del Parlamento Europeo.

Por el momento, BELC es un programa piloto que será ejecutado por la Comisión durante los años 2023 y 2024 en paralelo con la Red europea de corresponsales regionales y locales de la UE promovida por el Comité Europeo de las Regiones.

Gracias a la iniciativa BELC, un representante del ayuntamiento (concejal/a o el propio alcalde o alcaldesa) adscrito a este programa se encargará de organizar todo tipo de actividades en torno a la UE, formativas, informativas y de debate con la ciudadanía. El ayuntamiento podrá acceder a medios como materiales de comunicación e información actualizada para ayudarles en el diálogo con la ciudadanía sobre asuntos europeos, teniendo acceso a las visitas prioritarias del Centro de Visitantes de la Comisión Europea en Bruselas, o utilizando una plataforma interactiva. Se establece así un canal de doble dirección, hacia abajo, informando sobre los programas y oportunidades de la UE, y hacia arriba, trasladando las inquietudes ciudadanas sobre la Unión.

De este modo, los ayuntamientos de la Comunidad Foral de Navarra podrán establecer un acuerdo de colaboración y asociación con la Comisión Europea que les ofrecerá apoyo para divulgar información de la mano de los medios de comunicación sobre la política europea. Así, el programa puede facilitar la sensibilización de la opinión pública sobre la realidad de la UE y reforzar la esfera pública de la comunidad.

Igualmente, las diputaciones, mancomunidades y cualquier otra administración pública que se comprometa a proporcionar orientación estratégica y recursos técnicos a los ayuntamientos participantes para desarrollar el proyecto piloto BELC pueden también presentar su solicitud y ser reconocida como entidad socia con un papel de coordinación.

Además de lo anterior, el alcalde o alcaldesa o concejal o concejala responsable de este programa estará conectado a través de una plataforma digital disponible en los idiomas oficiales de la Unión, lo que permitirá mayores sinergias y el intercambio transnacional de buenas prácticas con sus homólogos en otras ciudades europeas.

La convocatoria pública de candidaturas para los ayuntamientos que deseen convertirse en socios de la Comisión en el programa BELC, junto a todos los detalles y documentos, pueden consultarse en el portal web de la Comisión Europea, traducido a todas las lenguas de la UE.

Por todo ello, animamos a que esta iniciativa cuente con el máximo apoyo de nuestros representantes locales para seguir construyendo Europa en nuestras ciudades y pueblos y seguir acercando la Unión a los destinatarios finales de toda su acción política e institucional: la ciudadanía.

Autoría: Adriana Maldonado y Domènec Ruiz.