Chueca: “UPN sigue sin explicar por qué no envió el justificante a la CHE y Canasa una vez finalizada la exposición pública”

El PSN de Tudela critica que Toquero y su equipo de gobierno siguen sin explicar por qué “no enviaron el justificante de los certificados a la CHE y Canasa una vez finalizada la exposición pública”. La portavoz socialista, Olga Chueca, afirma que todos los ayuntamientos afectados por las obras de la infraestructura del Canal de Navarra deben exponer públicamente el proyecto para posibles alegaciones y emitir los correspondientes certificados de haberlo hecho y resulta que “el Ayuntamiento de Tudela no lo presenta o por lo menos no tenemos constancia”.

Chueca afirma que “no sirve de nada la exposición pública si no lo justificas” por lo que lamenta el “nulo interés” que suscita el tema del Canal de Navarra para UPN, “si se hizo la exposición pública y no se justificó, es decir, no siguen con el proceso, mucho interés no tendrán en que llegue agua de calidad a Tudela y la Ribera”, argumenta.

La portavoz socialista, además, se pregunta, “si hicieron bien el trámite en enero de 2023, ¿por qué hacen la exposición pública de nuevo en febrero del 2024? “Es una pena que una vez más, Toquero intente tergiversar y manipular la realidad sobre el Canal de Navarra”.

“El Canal de Navarra lo paralizó un gobierno de UPN con el señor Esparza a la cabeza”, asegura Chueca, e incide, “se priorizó la zona de Estella y Ribera Alta, que ya están disfrutando de agua de calidad”. El PSN-PSOE siempre ha trabajado porque la segunda fase del Canal de Navarra llegue a Tudela y la Ribera, por tanto, “no vamos a permitir que se cuestione el trabajo que se está haciendo”.

Chueca insiste en que lo que tiene que hacer Toquero y su equipo es “centrarse más en trabajar y en hacer bien los trámites que se le requieren, en vez de utilizar todo su tiempo en confrontar y liderar populismos que sólo engrosan su ego, pero no consiguen nada para Tudela”.

El PSN-PSOE Pamplona exige declarar el proyecto ZIP como ganador para la remodelación del Paseo Sarasate

El equipo de gobierno debe aceptar el resultado del concurso de anteproyectos para la reurbanización del Paseo de Sarasate, declarar el proyecto ZIP como ganador y aplicar la enmienda de 50.000 euros aprobada en febrero para encargar una actualización, ese es el mandato que EH Bildu, PSN, Geroa Bai y Constigo-Zurekin hacen al equipo de gobierno en una declaración que será aprobada el miércoles en la comisión de Urbanismo. La diferencia entre esta propuesta y la que pretende llevar la alcaldesa, Cristina Ibarrola (retomar el proyecto que Na+ tuvo que dejar en un cajón), es que el proyecto ZIP garantiza que la reurbanización del paseo se hará desde una plataforma única (sin diferentes alturas) y garantizando la continuidad del arbolado.

En esta declaración, los cuatro grupos recuerdan que el actual paseo “supone una frontera peatonal entre el Casco Antiguo y el Primer Ensanche que debería transformarse en términos de movilidad sostenible en una bisagra entre los dos barrios sin barreras arquitectónicas”. El texto recuerda que hace dos legislaturas se hizo un concurso de arquitectura, previa opinión de vecindario y Mancomunidad, para lograr ese objetivo y cuyo resultado debería haber sido sometido a exposición pública en busca de un consenso. “Sin embargo, UPN-PP hicieron caso omiso a las propuestas seleccionadas y decidieron, sin contar con nadie, realizar un proyecto nuevo, cuyo resultado no resolvía el impacto de determinadas barreras”, recuerdan. “Esta actitud y decisión unilateral e injustificada abrió una vía para polemizar y confrontar políticamente con el resto de grupos, escondiéndose continuamente en el asunto de los árboles”, añaden. El resultado fue la decisión de UPN y PP de no aceptar el criterio de la mayoría municipal, que respaldaba el proyecto ZIP, y “bloquear y abandonar” la reurbanización de Sarasate.

Pese a esa maniobra, la oposición aprobó en febrero una enmienda para declarar el proyecto ZIP como ganador del concurso y encargar su actualización (50.000 €) “con aquellas cuestiones de mejora que aparezcan como fruto del debate”. Eso es lo que se reclama ahora. Esta secuencia de acontecimientos justifica el otro punto de acuerdo de la declaración: “Denunciar la actitud de UPN y PP durante estos 5 últimos años, que ha supuesto una paralización y retraso injustificable en el nuevo diseño”.