Alzórriz pide a UPN que deponga su actitud “beligerante y de confrontación” y acepte las normas democráticas que marcan las mayorías

El secretario de Organización del PSN-PSOE, Ramón Alzórriz, ha pedido a UPN que deponga su actitud “beligerante y de confrontación” y que “acepte las normas democráticas que conforman las mayorías en las instituciones”. Sale así al paso de la reacción protagonizada por el partido regionalista tras la moción de censura presentada en el Ayuntamiento de Pamplona.

Alzórriz ha apelado a la convivencia que “durante tantos años ha sido el caballo de batalla de todos para erradicar la confrontación en esta tierra”. Los socialistas navarros, insiste el secretario de Organización, “tiene la mano tendida para poner en marcha todas las políticas que beneficien a la ciudadanía navarra” y pide a UPN que “deje la pataleta”.

Los y las socialistas navarras reclaman a UPN que “separen y diferencien”. Cuando dicen que “rompen relaciones con el PSN-PSOE, que digan cómo y de qué manera”, afirma Alzórriz y cuestiona “qué va a ocurrir en los ayuntamientos gobernados por UPN y sustentados por el PSN-PSOE, ¿se van a quedar sin presupuestos? ¿se van a quedar sin mejorar sus servicios públicos?”. “Nuestras políticas serán siempre beneficiar a los y las navarras”, sostiene Alzórriz. Abandonar las instituciones “deja desvalidos a los votantes”, concluye.

El secretario de Organización ha defendido el acuerdo logrado con EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona para evitar el bloqueo que vive la ciudad y su falta de modelo. “Queremos un cambio de rumbo en Pamplona, lejos de la prepotencia y arrogancia de la actual alcaldesa que ha llegadoa poner en riesgo la percepción de fondos europeos, se ha metido en jardines son contar con nadie como la plaza de la Cruz y está permanentemente confrontando con el Gobierno de Navarra y de España”.

Alzórriz tiene claro que el acuerdo logrado en el Ayuntamiento de Pamplona permite “un marco de futuro y convivencia”. Pide, además, a UPN que “no encienda la calle, que deje de señalar y se sitúe del lado de la democracia y la convivencia”.

El PSN de Pamplona reclamará en el pleno abrir un proceso de estudio y debate para un nuevo proyecto en la Plaza de la Cruz, contando con el vecindario y los comerciantes

El Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Pamplona ha presentado una declaración para el Pleno del próximo jueves en la que solicitará “abrir un proceso de estudio y debate en la Comisión de Urbanismo, así como de participación con el vecindario y los comerciantes, para sentar las bases de un proyecto en la plaza de la Cruz y la calle Sangüesa que suscite un apoyo mayoritario”.

Los socialistas recuerdan que este proyecto de aparcamiento y posterior reurbanización de la zona ni siquiera ha sido presentado en la citada comisión, por lo que acogieron con “satisfacción y cautela el acuerdo de la Junta de Gobierno para paralizarlo”.

Desde el principio, explican desde el PSN, llevan demandando consenso y unir “la necesidad de responder al problema real de aparcamiento en el II Ensanche con un reequilibrio sostenible el espacio público”. Es decir, desarrollar una propuesta que “peatonalice la totalidad de la plaza de la Cruz, con una profunda arborización y renaturalización de todo el espacio; e incluso la ampliación del estanque, de cara a convertir la plaza de la Cruz en un refugio como medida frente al cambio climático”.

“Se debe tener en cuenta la iluminación para aumentar la sensación de seguridad, así como las perspectivas de género, edad y discapacidad para garantizar que el resultado que se propone es
plenamente inclusivo, un proceso de participación social con los sectores implicados y una minimización de las afecciones que pudieran ocasionarse, en especial, en lo que hace al comercio, el tránsito de vecindario y la actividad educativa del instituto”, concluye el grupo.