Alzórriz pide a UPN que deponga su actitud “beligerante y de confrontación” y acepte las normas democráticas que marcan las mayorías

El secretario de Organización del PSN-PSOE, Ramón Alzórriz, ha pedido a UPN que deponga su actitud “beligerante y de confrontación” y que “acepte las normas democráticas que conforman las mayorías en las instituciones”. Sale así al paso de la reacción protagonizada por el partido regionalista tras la moción de censura presentada en el Ayuntamiento de Pamplona.

Alzórriz ha apelado a la convivencia que “durante tantos años ha sido el caballo de batalla de todos para erradicar la confrontación en esta tierra”. Los socialistas navarros, insiste el secretario de Organización, “tiene la mano tendida para poner en marcha todas las políticas que beneficien a la ciudadanía navarra” y pide a UPN que “deje la pataleta”.

Los y las socialistas navarras reclaman a UPN que “separen y diferencien”. Cuando dicen que “rompen relaciones con el PSN-PSOE, que digan cómo y de qué manera”, afirma Alzórriz y cuestiona “qué va a ocurrir en los ayuntamientos gobernados por UPN y sustentados por el PSN-PSOE, ¿se van a quedar sin presupuestos? ¿se van a quedar sin mejorar sus servicios públicos?”. “Nuestras políticas serán siempre beneficiar a los y las navarras”, sostiene Alzórriz. Abandonar las instituciones “deja desvalidos a los votantes”, concluye.

El secretario de Organización ha defendido el acuerdo logrado con EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona para evitar el bloqueo que vive la ciudad y su falta de modelo. “Queremos un cambio de rumbo en Pamplona, lejos de la prepotencia y arrogancia de la actual alcaldesa que ha llegadoa poner en riesgo la percepción de fondos europeos, se ha metido en jardines son contar con nadie como la plaza de la Cruz y está permanentemente confrontando con el Gobierno de Navarra y de España”.

Alzórriz tiene claro que el acuerdo logrado en el Ayuntamiento de Pamplona permite “un marco de futuro y convivencia”. Pide, además, a UPN que “no encienda la calle, que deje de señalar y se sitúe del lado de la democracia y la convivencia”.

El PSN-PSOE acusa a Toquero de prepotencia e imposición en la Mancomunidad de Residuos de la Ribera

El PSN-PSOE acusa al alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, de “prepotencia e imposición en la Mancomunidad de Residuos de la Ribera”. Los socialistas afirman que no estarán presentes en la permanente de la mancomunidad porque “nadie nos va a decir cómo tenemos que hacer política”.

Los socialistas critican que el presidente de la mancomunidad, Fernando Ferrer, ofreciera al PSN-PSOE mantener tres personas en la permanente y que ahora, el señor Toquero ofrezca reducir a 1 o 2 miembros con la condición de no hacer oposición y aprobar los presupuestos.

Ante esto, los socialistas se preguntan, “¿por qué lidera la negociación Toquero en vez de Fernando Ferrer?, ¿No se fía del actual presidente?”.

El PSN-PSOE es consciente de que UPN cuenta con mayoría absoluta en la mancomunidad, pero aseguran que “no van a permitir que Toquero marque las directrices de actuación del Partido Socialista”. “No vamos a hacer lo que nos diga y no vamos a favorecer la aprobación de unos presupuestos que ni hemos visto”.

“Toquero está acostumbrado en el Ayuntamiento de Tudela a imponer sin preguntar, pero la Mancomunidad de Residuos de la Ribera no es su cortijo, y tiene que saber que él no habla en nombre de toda la Ribera”, inciden. “El PSN-PSOE tiene otra forma de trabajar y de hacer política”.

Los socialistas insisten en que “estamos dispuestos a trabajar y a llegar a acuerdos por el bien de la Ribera, y de los miles de votantes que han depositado su confianza en nuestro partido, en nuestro proyecto político y en nuestros principios y valores. No vamos a permitir ni por parte de UPN ni por parte de Toquero imposiciones ni chantajes”.