El PSN-PSOE avisa de que la desinformación tiene efectos letales sobre la democracia

El PSN-PSOE avisa de que “la desinformación tiene efectos letales sobre la democracia”. Así lo expone la portavoz socialista, Ainhoa Unzu, en su interpelación al Gobierno de Navarra sobre cómo enfocar esta crisis y el papel de las instituciones en esta lucha contra ella.

Unzu alerta de que la desinformación es un “problema de Estado con graves consecuencias para la sociedad”. “Las democracias se deben cimentar en lo verdadero, igual que las dictaduras se cimentan en lo falso”, por tanto, añade, “desde las administraciones públicas debemos favorecer una sociedad más protegida y formada contra la desinformación”.

La socialista afirma que “la desinformación más peligrosa es la que tiene una proyección y finalidad política” porque “pretende crear un magma de desconfianza para alejar a la ciudadanía de la política y, por tanto, de la democracia”. Unzu denuncia los insultos, amenazas y ataques hacia mandatarios elegidos democráticamente, y ejemplifica en la presidenta Chivite, mientras las derechas lo justifican e invitan a que lo sigan haciendo.

“La desinformación va de la mano del populismo y de la estrategia de la ultraderecha por ver quién degrada más la política y constituye un reto para la democracia” incide Unzu. Esta situación, afirma, exige que todos los partidos políticos, se abstengan de expresiones de incitación al odio, mentiras y desinformación. “La sociedad navarra no merece las consecuencias de enfrentamiento y polarización por la estrategia de determinados grupos políticos”.

A nivel europeo, alerta la socialista, la desinformación es una de las principales preocupaciones siendo una de las mayores amenazas para las democracias y libertades. “Preocupa a la UE que ahora confiemos nuestras creencias en fuentes especialmente diseñadas para propagar la desinformación y como herramienta para la manipulación política, económica y social”.

Unzu lamenta que la derecha siga en su ecosistema de divulgación de falsedades permanentes porque “no soportan que a Navarra le vaya bien ni los éxitos de la sociedad”. “Navarra tiene que seguir confiando en el sistema democrático” y debe contar con partidos que hagan un discurso político serio, con rigor, exigente y crítico, lejos de bulos y enfrentamiento social para que las y los navarros no fundamenten sus decisiones en base a mentiras y acusaciones falsas”.

Toni Magdaleno critica el cinismo de VOX y el seguidismo del PP ante su propuesta de ilegalizar a partidos políticos que piensan diferente

El senador navarro, Toni Magdaleno, ha intervenido en la Cámara Alta a propuesta de una moción de VOX en la que se insta al Gobierno de España a ilegalizar Junts per Catalunya y Esquerra Republicana de Catalunya.

Magdaleno afirma que con esta propuesta “VOX pretende polarizar todavía más la sociedad, competir en radicalidad con el PP e iniciar su proyecto de expulsar del sistema democrático a todos aquellos que no piensan como ustedes”.

“Sólo VOX puede llegar al cinismo de utilizar un concepto de democracia militante para combatir a los enemigos de la democracia para tratar de debilitarla”, explica.

El senador defiende que “en España se puede perseguir cualquier objetivo político, desde el respeto a los procedimientos democráticos y los derechos fundamentales de los ciudadanos”. Por tanto, argumenta, “perseguir independencia de parte del actual territorio español es un objetivo político legítimo, aunque desde el PSOE no lo compartamos”.

Magadaleno, en base a las concentraciones violentas participadas por dirigentes de VOX ante las sedes socialistas, se pregunta, “con esta moción ¿no están

sentando un peligro precedente para su propia ilegalización?”.

“No pueden echar a nadie de la casa democracia porque su proyecto, sus discursos del odio y sus comportamientos son incompatibles con la democracia constitucional”, asegura el socialista. “Mientras falsamente afirman que Pedro Sánchez es un dictador y que la Constitución está en peligro, organizan concentraciones ante las sedes socialistas donde se exalta a los regímenes autoritarios y totalitarios que asesinaron a miles de personas por pensar de manera distinta”.

Magdaleno le pide al PP que “no sostengan el discurso de la extrema derecha” ya que “el deber de todo demócrata es frenar el odio y trabajar por la convivencia”.

Y les pide que “acepten de una manera clara, nítida y sin ambages la legitimidad constitucional y democrática del presidente Sánchez; pongan un cordón sanitario a la extrema derecha y condenen de manera expresa la violencia contra las sedes y militantes socialistas”.