El PSN-PSOE afea a UPN, PP y VOX por votar en el Senado que los ayuntamientos navarros no puedan gastar cerca de 41 millones de euros

El PSN-PSOE afea el voto en contra de UPN, PP y VOX en el Senado a la senda de estabilidad presupuestaria del Gobierno de España. “Es irresponsable e incomprensible que la derecha haya conseguido con su voto en contra que los ayuntamientos navarros tengan menos capacidad de gasto”.

El portavoz socialista, Javier Lecumberri, afirma que los ayuntamientos navarros tendrán que guardar de su presupuesto 41 millones de euros. “Pamplona contará con 13 millones de euros menos de gasto, Tudela alrededor de 2 millones y cerca de 1 millón de euros la C omarca de Pamplona”.

Lecumberri expone que, con esta decisión, “los ayuntamientos y entidades locales de Navarra, con unos gastos fijos corrientes que no pueden reducirse, van a disponer de menos recursos para los gastos de políticas públicas de inversiones”. “La derecha tendrá que explicar a la ciudadanía de las localidades navarras por qué deciden con su voto reducir recursos para todos estos gastos”.

“Es una irresponsabilidad y una muestra más de la política destructiva que lleva a cabo UPN y PP y que ahora ataca a que los ayuntamientos navarros cuenten con más recursos económicos”, asegura. “Es más preocupante la posición de UPN que tiene varias alcaldías en Navarra y que además se define como un partido municipalista”.

El portavoz socialista asevera que “esta actuación es una muestra más de la anti política que practican las derechas desde la oposición, aunque sea en perjuicio de la ciudadanía, pensando en sus intereses partidistas sin preocuparles si por ello se ven directamente perjudicados nuestros pueblos y ciudades”.

Curiel: “Pamplona no dispondrá de 13,5 millones de euros más para inversiones en la ciudad tras la negativa de UPN y PP en el Senado”

El PSN de Pamplona denuncia la negativa de UPN, PP y VOX al Acuerdo de estabilidad presupuestaria en el Senado. “Pamplona no dispondrá de 13,5 millones de euros más para inversiones en la ciudad”, es decir, “tendrá que dejar sin ejecutar el 45% de las inversiones”.

La portavoz socialista, Marina Curiel, asegura que “este veto supone menos presupuesto para los ayuntamientos y, por tanto, menos derechos”. Una vez más, las derechas con su voto, “vuelven a hacerle oposición a la ciudadanía”, afirma.

Curiel explica que, en cifras, “esta decisión supone una pérdida de 48 millones de euros para Navarra” con lo que “empeoran la vida de toda la ciudadanía navarra y boicotean a ayuntamientos de todo signo político, incluidos los suyos”.

Asimismo, subraya que “esta decisión supone un daño muy importante para los ayuntamientos y entidades locales de Navarra”, ya que, “pasarán de tener sus cuentas en equilibrio presupuestario de 0,0% a la obligación de superávit del 0,2% en 2024”. Estas dos décimas de margen hubieran permitido “nuevas inversiones y mejores servicios municipales a la ciudadanía”.

Por todo lo anterior, el grupo municipal socialista solicita al Ayuntamiento de Pamplona a mostrar su rechazo a la decisión del Senado de no aprobación del Acuerdo por el que se fijaban los objetivos de estabilidad presupuestaria. Asimismo, exigen a las fuerzas políticas que impidieron la aprobación (UPN y PP) “que se guíen por el interés general” ya que, “han votado en contra de que los Ayuntamientos tengan más recursos y en contra del beneficio de nuestros vecinos y vecinas”.

Remírez: “Es inconcebible que UPN, PP y VOX voten en contra de que los ayuntamientos navarros cuenten con más recursos económicos”

“Es inconcebible que UPN, PP y VOX voten en contra de que los ayuntamientos navarros cuenten con más recursos económicos”. Así de contundente se muestra el senador navarro, Javier Ramírez, quien denuncia la “irresponsabilidad y la política destructiva de las derechas”, al votar en contra del acuerdo por el que se fijaban los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública para el conjunto de Administraciones Públicas, así como, el límite de gasto no financiero del presupuesto del Estado para 2024.

El socialista recuerda que dicho acuerdo, aprobado por el Gobierno de España el pasado mes de diciembre y que ya fue ratificado por el Congreso de los Diputados, necesitaba la “aprobación imprescindible por parte del Senado” para mantener su vigencia, pero UPN, PP y VOX lo han impedido. “Un daño muy importante a comunidades y ayuntamientos”, asegura y añade, “esto significa que no están de acuerdo, al parecer, con que el Gobierno de España flexibilice y de mayor disponibilidad de recursos a las comunidades autónomas”.

Remírez explica que este acuerdo supone que para 2024 las entidades locales navarras y del conjunto de España pasarán de la obligación superávit del 0,2% en 2024 en sus cuentas al simple equilibrio presupuestario (0,0%), “dos décimas de margen que hubiera asumido la Administración General del Estado, que es la que iba a hacer un mayor esfuerzo de reducción de déficit en beneficio de los ayuntamientos”.

“Estas dos décimas de margen hubieran permitido a las corporaciones locales navarras disponer de un mayor margen de gasto y de inversión en sus presupuestos para 2024, que hubiera redundado en mejores servicios municipales a la ciudadanía de nuestros pueblos y ciudades”, argumenta el senador navarro.

Ahora, con esta decisión, recrimina Remírez, “los ayuntamientos navarros que ya hubieran aprobado sus presupuestos para 2024 con dicho margen deberán ajustar sus presupuestos a la exigencia del 0,2% de superávit. Y los que estaban en trámite o pendiente de aprobación deberán aplicar ya el nuevo criterio”.

El senador socialista señala que estamos “ante una nueva muestra de la anti política que practican las derechas desde la oposición en perjuicio de la ciudadanía, pensando solo en sus intereses partidistas sin preocuparles si se ven directamente perjudicados nuestros pueblos y ciudades”.

“UPN, PP y VOX tendrán que explicar a los vecinos y vecinas de cualquier localidad navarra por qué se detraen recursos, por ejemplo, para equipar una biblioteca local, mejorar instalaciones deportivas municipales, hacer una nueva escuela infantil o mejorar los servicios sociales de base”.

Ramírez critica especialmente la posición de UPN que, tanto en el Congreso como en el Senado, ha votado en contra de la ratificación del acuerdo. “Una formación que ostenta varias alcaldías importantes en Navarra y que se autodenomina municipalista, demuestra con esta posición irresponsable y destructiva que no se debe a sus vecinos sino a una estrategia subordinada y claudicante con el Partido Popular”.