La industria, nuestro mejor tesoro

23 junio 2024

Esta misma semana la Comisión Europea en funciones ha anunciado una medida de gran impacto para la industria de automoción europea. Se pondrán aranceles del 35% a los fabricantes chinos que venden coches eléctricos en Europa para proteger a nuestra industria, como ya hiciera Biden en Estados Unidos.

La industria es sin duda un sector sinónimo de competitividad, empleo de calidad y calidad de vida. Allí donde se instala una industria en España o Navarra se fija población y los pueblos y ciudades tienen vida.

La actual Ley de Industria Nacional es de 1992, por lo que sería lógico pensar que está obsoleta, algo que dice el sector, ya que no contemplaba ni la digitalización, la robotización, la economía circular o el cambio climático. Es importante y urgente una nueva ley con el objetivo de adaptarla a la realidad industrial y económica tenido en cuenta la doble transición y que sea la mejor herramienta legislativa para las empresas en esta transformación.

Navarra es reconocida a nivel nacional y europeo por el peso de su industria sobre el PIB, el 30%, nada más y nada menos (siendo a nivel nacional el 15,3%) y por tener un proyecto de comunidad más allá de los gobiernos de turno correspondientes. El Plan de Industria de Navarra 2021-2025 está basado en el crecimiento, la transformación digital y la sostenibilidad.

Una industria con fuerte peso de la automoción, la agroalimentaria y el sector químico, que hace que seamos muchas veces la envidia nacional en materia industrial como dijo el ministro Jordi Hereu en su visita la semana pasada a Pamplona.

En el panorama nacional y después de la pandemia del covid-19 y con la llegada de los fondos europeos, nuestro país tiene que cumplir ciertos hitos para poder obtener esos desembolsos de la Comisión Europea. Una futura Ley de Industria es uno de ellos, en concreto el hito #176.

Sin duda, estamos en un buen momento para reindustrializar y modernizar nuestras economías. Los PERTE están ya llegando a las empresas y a la economía productiva como así aseguró el presidente de Gobierno. En Navarra, por ejemplo, el PERTE del vehículo eléctrico y conectado ha concedido 58 millones de euros a empresas presentes en Navarra y el PERTE agro más de 16,8 millones para reforzar la industria agroalimentaria.

Debemos hacer un gran pacto económico y social por la reindustrialización y la transformación del sector industrial español para seguir siendo competitivos.

Los retos no son pocos ni sencillos, debemos en primer lugar con esta futura ley respetar las competencias autonómicas en materia industrial, como por ejemplo en Navarra que ye está negociando una Ley Foral de Industria. Debemos también seguir adaptando las políticas industriales de nuestro país a la realidad europea como he mencionado antes, para seguir generando ecosistemas favorables de innovación. Debemos contar con todos los agentes implicados a través del Foro de Alto Nivel de la Industria Española.

Además, esta ley debería desarrollar mecanismos que permitan la resolución de posibles conflictos industriales, en coordinación con las CCAA permitiendo el mantenimiento de las capacidades productivas y el empleo. Y sin duda, mejorar las políticas de autonomía estratégica abierta como por ejemplo a crear una Reserva Estratégica de Capacidades Industriales que tenga por objetivo ayudar en posibles pandemias o situaciones de emergencia.

Sin duda, Navarra es ejemplo de cómo la industria ayuda a poder vivir con condiciones dignas. Debemos los políticos mejorar nuestras leyes para que sea de verdad un instrumento de ayuda a ciudadanos y empresas para seguir viviendo en la comunidad con mejor calidad de vida.