29 May 2020 MEDINA: “EL PSOE RESPONDE A LA URGENCIA SOCIAL Y VUELVE A IMPULSAR UN NUEVO DERECHO PARA LA CIUDADANÍA A TRAVÉS DEL INGRESO MÍNIMO VITAL”

Es una medida histórica para que nadie quede atrás

 

La gestión política del escenario extraordinario generado por la pandemia del COVID-19 compromete a las instituciones a tomar decisiones de gran calado. Por eso, según la portavoz de Derechos Sociales del PSN-PSOE, “el PSOE responde a la urgencia social y vuelve a impulsar un nuevo derecho para la ciudadanía a través del Ingreso Mínimo Vital”. Para la socialista “esta es una medida histórica para que nadie quede atrás”.

La situación actual ha dejado desamparadas a personas en situación de riesgo que, en estos momentos, sufren todavía más la consecuencia de una crisis sanitaria, social y económica.

Por eso, dice, “defender el Ingreso Mínimo Vital es amparar el principio de igualdad que figura en nuestra Constitución para procurar una red de seguridad que proteja a los más necesitados”.

La socialista aplaude el trabajo del Gobierno de España y también el de Navarra por crear un escudo social para proteger a todas las personas en situaciones de vulnerabilidad como las familias en exclusión, los trabajadores abocados al ERTE o los pequeños autónomos que han visto reducir sus ingresos de manera drástica en estos últimos meses.

Es por ello que, esta ayuda garantiza un mínimo de rentas a los hogares en situación de necesidad por carecer de medios para subsistir y poder disponer de él lo antes posible.

Para Medina, “se trata de justicia social y supone una inversión a futuro para paliar la pobreza y evitar la exclusión social en la que pueden caer un gran número de ciudadanos de nuestro país, sobre todo, tras la pandemia”.

 

El Ingreso Mínimo Vital forma parte de la última red de protección del Estado del Bienestar, un nuevo derecho de ciudadanía que viene de la mano, nuevamente, del PSOE. Tal y como ocurrió con la Educación en 1985, la Sanidad en 1986, las pensiones no contributivas en 1990 o la promoción de la autonomía personal y atención a la dependencia en el año 2006.

“La política social es el rasgo de cualquier gobierno progresista, y así los están demostrando los gobiernos de España y de Navarra”, concluye Nuria Medina.