24 Nov 2016 UNZU ALERTA DEL REPUNTE DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y DENUNCIA EL ABANDONO DE LAS POLÍTICAS DE PREVENCIÓN POR PARTE DEL GOBIERNO FORAL

La portavoz socialista en materia de empleo, Ainhoa Unzu, ha advertido de que Navarra es una de las comunidades donde más están aumentando la siniestralidad laboral,  lo que ha achacado a factores como el deterioro de las condiciones laborales y la falta de políticas públicas para promover la salud laboral y la prevención.

En su intervención parlamentaria, Unzu ha acusado directamente al Gobierno de Navarra de abandonar las políticas en materia de prevención de riesgos laborales, que ha calificado de auténtico despropósito.

“Detrás de las estadísticas de accidentes se esconden historias de sufrimiento y muerte de trabajadores y de sus familias, aunque son sólo la punta del iceberg del daño a la salud ocasionado por unas condiciones laborales marcadas por la precariedad”, ha declarado.

Ha criticado que en los anteriores ejercicios se presupuestaron partidas muy reducidas para inversiones en el plan de salud laboral, citando como ejemplo los 87.000 euros previstos en 2015, de los que se ejecutaron tan solo 3.000 euros.

Ha hecho también referencia al millón de euros presupuestados por el cuatripartito para el presente ejercicio, un incremento sustancial que ha calificado también de fracaso, porque se ha ejecutado únicamente el 23% de la partida.

Lo ha achacado a que el Ejecutivo, presionado por socios del cuatripartito, se ha dejado presionar y ha mirado para otro lado, “sin escuchar a quienes desde hace muchos años trabajan sobre el terreno, en las empresas, en el tajo”, ha declarado.

Por ello ha pedido al Ejecutivo que reconozca su error y rectifique impulsando con decisión políticas públicas en materia de prevención de riesgos laborales, y que recupere también el diálogo y el consenso, porque sólo las empresas y los trabajadores y trabajadoras le van a decir cuáles son las necesidades y prioridades para revertir esta situación.

Ha reclamado finalmente al Gobierno que demuestre una firme voluntad de luchar contra la lacra de los accidentes de trabajo y que lo haga sin dejarse presionar y sin prejuicios.