26 Mar 2019 MEDINA CRITICA QUE EL GOBIERNO DE BARKOS SIGUE SIN AFRONTAR LOS GRANDES RETOS DE LA DEPENDENCIA, QUE SON LOS SERVICIOS Y LA PREVENCIÓN

La portavoz parlamentaria de Derechos Sociales del PSN-PSOE, Nuria Medina, critica que el Gobierno de Barkos sigue sin afrontar los grandes retos en materia de dependencia, que son la prestación de servicios y las políticas de prevención. Medina lamenta la autocomplacencia del Vicepresidente Laparra, que se queda en los datos que le interesan pero no entra al fondo de la cuestión, porque este Gobierno ha optado por las prestaciones económicas y los servicios de bajo coste en lugar de por una transformación de la atención orientada a más servicios que permitan no solo una mayor calidad de dicha atención sino disponer de mejores recursos para trabajar en prevención. Recuerda Medina que las prestaciones económicas suponen más del 63 por ciento del total, por solo un 36 por ciento de servicios, datos que sitúan a Navarra como una de las comunidades con mayor brecha entre ambas. Además, recuerda que los servicios favorecen a las personas con dependencia pero también son una fuente de creación de empleo.

La socialista señala también el fracaso que ha supuesto la medida estrella de Barkos, que es la ayuda para la contratación de cuidadores profesionales. Solo trece personas han sido contratadas dos meses después de la entrada en vigor de la medida. Las mismas que estaban previamente.

Otra cuestión que denuncia Medina es la enorme dificultad que se da en Navarra para reconocer los casos de dependencia, que hace que muchas familias desistan ante una maquinaria burocrática que puede llegar a ser desesperante, más aún cuando hay una necesidad acuciante. Además, hay pocos casos de reconocimiento de Grado III, que son los que más atenciones precisan. Solo 4,8 casos por cada mil habitantes, frente a los 8,2 de la media española.

Además, frente a lo que dice la Ley orgánica de dependencia, las cuantías en las prestaciones vinculadas al servicio disminuyen al pasar de grado II a III. Algo que los tribunales ya han dicho que es ilegal y que el Gobierno de Navarra no ha modificado hasta la fecha. También se sigue incumpliendo la ley foral que dice que esta prestación solo se puede mantener un año. Pero lo cierto es que hay personas que la tienen tres o cuatro.

Y es muy grave, dice Medina, el recorte que ha hecho el Gobierno de Barkos al eliminar el derecho a reclamar una plaza residencial pública, de manera que, de facto, se perpetúa la prestación vinculada al servicio y se eleva el coste en unos 10.000 euros por familia, al no disponer de esa plaza pública.

La socialista señala que el Gobierno del PSOE había contemplado en los PGE 2019 una inyección importante para dependencia, y que es a socios del Gobierno como Bildu, que tan tumbado esos presupuestos, a los que Barkos y Laparra deben pedir explicaciones de por qué falta financiación para las CCAA. Porque el PSOE estaba dispuesto a aumentarla, pero algunos han priorizado la confrontación y sus intereses a la mejora del Estado del Bienestar. De manera que cada cual es responsable de sus decisiones y de sus políticas.