01 Ago 2016 LOS SOCIALISTAS DEFIENDEN QUE LA SANIDAD SE CONSIDERE UN DERECHO FUNDAMENTAL EN LA CONSTITUCIÓN Y QUE SE ATIENDA A TODAS LAS PERSONAS QUE RESIDAN EN NAVARRA

El PSN-PSOE afirma que seguirá defendiendo que la sanidad pase a considerarse como un derecho fundamental en la Constitución y ratifica su apuesta política por atender a todas las personas que residan en Navarra, sin vincular la atención sanitaria al hecho de ser titular o beneficiario de la Seguridad Social. Tras la sentencia del Tribunal Constitucional conocida el pasado viernes, la portavoz parlamentaria en materia de salud, María Chivite, recuerda que los socialistas siempre han defendido la universalidad de la sanidad y que, en las CCAA donde gobierna el PSOE, se está aplicando el derecho de la ciudadanía a la atención sanitaria. Añade además que esas normas autonómicas no quedan anuladas por la citada sentencia, que responde al recurso de inconstitucionalidad formulado por el Parlamento de Navarra respecto a varios aspectos del RD Ley 16/2012.

Chivite señala además que en los votos particulares se expresa que el recurso debió ser estimado, entre otros argumentos, porque la medida citada aprobada por el PP revierte un derecho social ya alcanzado, como es la universalización del sistema sanitario público, sin cuantificar el ahorro para las arcas públicas, por lo que se trata, dicen, de una medida incoherente con la finalidad de preservar la sostenibilidad del SNS. No tiene, añaden esos votos particulares, en cuenta, que el colectivo afectado está en riesgo de exclusión social y que no podrá por tanto acceder a ningún tipo de asistencia sanitaria por falta der recursos económicos.

La portavoz socialista recuerda que el PSOE en el Congreso de los Diputados ha vuelto a registrar, como en la legislatura anterior, una Proposición de Ley para legislar el derecho a la atención de la salud para toda la ciudadanía residente en España.

Chivite señala que frente a la insensibilidad del PP, los socialistas seguiremos apostando por unas políticas que atiendan las necesidades básicas de las personas y que no dejen a nadie por el camino. Afirma que con el PP España es un país más desigual y con más pobreza y más población en dificultad, por lo que es preciso cambiar el rumbo y luchar de manera decidida desde la política contra esa desigualdad.