27 Feb 2018 LOS SOCIALISTAS CRITICAN QUE EL PLAN DE INCLUSIÓN SOCIAL LLEGA TARDE Y SERÁ DE DIFÍCIL CUMPLIMIENTO

El PSN-PSOE recuerda que el Plan de Inclusión Social del Gobierno de Navarra llega con retraso ya que la Ley Foral 15/2016, de 11 de noviembre, por la que se regulan los derechos a la Inclusión Social y a la Renta Garantizada preveía la aprobación del plan estratégico en el plazo de seis meses. “Vamos tarde”, señala la portavoz socialista en Derechos Sociales, Nuria Medina, “ya que, además, estamos ante un borrador, ni siquiera ante un plan definitivo de actuación”. Además, sigue faltando el desarrollo reglamentario de la norma que es el que garantiza el derecho a la inclusión y que a día de hoy no se está cumpliendo.

Como señala Medina, no solo llega tarde sino que se presenta cuando queda apenas un año de legislatura, lo que hace que desde el PSN-PSOE se cuestionen si realmente alguna de las medidas anunciadas se pondrá en marcha antes de las elecciones. “Nos parece”, dice la socialista, “que estamos ante un nuevo ejemplo del marketing político de este Gobierno y su afán por vender humo en lugar de hechos concretos”.

Un ejemplo claro, dicen desde el PSN-PSOE, es la reforma imprescindible que necesitan los Servicios Sociales de Base. Como explica la socialista, para dar respuesta a un abordaje integral y eficaz de la inclusión social y laboral de las personas en situación de vulnerabilidad, en primer lugar hay que reformar los SSB y abordar de una vez su financiación. Algo que este Gobierno no ha hecho a pesar de que tanto desde el PSN-PSOE como desde las Mancomunidades presididas por concejales socialistas se ha reclamado en multitud de ocasiones.

Nuria Medina señala que, aun compartiendo la mayoría de las acciones recogidas en el Plan, duda de la voluntad del Gobierno por ponerlas en marcha “ya que llevamos casi tres años pidiéndolo y no ha hecho nada hasta la fecha”. Añade que están cansados de ver planes que no se ejecutan, bien por falta de dotación presupuestaria, bien por falta de voluntad para que así sea.

Los socialistas han defendido reiteradamente la necesidad de que la ley garantice el derecho a la inclusión social de las personas más allá de las prestaciones económicas, que es una solución parcial, pero no suponen un abordaje integral de la situación personal y familiar de cada persona. Esto ha supuesto que determinadas herramientas como el empleo social protegido se esté generalizando sin tener en cuenta el perfil de cada persona y si va a ser o no beneficioso para ella.

Como señala Medina, el Vicepresidente Laparra dice ahora que se garantizará un empleo en un plazo máximo de dos años. Lo que equivale a reconocer que el derecho a un trabajo, pero sobre todo el acompañamiento social y laboral, necesario en muchos casos y fundamental para el PSN-PSOE, no se está cumpliendo por el momento. Además, el Plan no impide que se siga cobrando la renta aun cuando se haya rechazado un empleo.

Los socialistas recuerdan que un Plan no es de obligado cumplimiento y que además, y teniendo en cuenta las fechas en las que nos encontramos, quedará supeditado a lo que decida el Gobierno que salga elegido de los próximos comicios autonómicos.

Medina recalca que desde el PSN-PSOE apuestan por políticas encaminadas a garantizar la plena inclusión social y laboral de los perceptores de la Renta Garantizada y de sus familias, desde un abordaje integral y personalizado.