17 Feb 2016 LA DICTADURA DE BILDU Y EL MODELO D

DIARIO DE NOTICIAS – Mikel Bezunartea (Portavoz del PSN-PSOE en el Ayuntamiento del Valle de Egüés) – Leo con estupor la carta de opinión enviada a los medios por las concejalas de Bildu del Ayuntamiento del Valle de Egüés/Eguesibar, y las parlamentarias de Bildu, Sra. Aranoa  y Sra. Korres, sobre el Colegio Público de Sarriguren y lo que ellas denominan, tomar decisiones.

Y mi estupor es debido, en primer lugar, a la exigencia que realizan al Departamento de Educación de asumir responsabilidades y tomar decisiones ya.

Están exigiendo actuaciones un departamento del Gobierno de Navarra del que Bildu forma parte, y de qué manera…Bildu destaca en el cuatripartito del Gobierno de Navarra de manera notoria, porque siempre están dando la nota, en euskera, pero la nota.

¿Cómo se exigen a ellos mismos que asuman responsabilidades? ¿No tienen sus representantes en el Gobierno y en el Parlamento? Como los de Podemos yendo a las concentraciones exigiendo la paga extra a un Parlamento que ellos presiden.

En segundo lugar porque el mensaje de la carta se pude calificar de todo menos de democrático. El modelo D es el único que garantiza está inmersión o es necesario que todo el personal que atienda en el centro educativo pueda hacerlo en euskera.  No son decisiones, son imposiciones. ¿Y quién afirma esto? ¿Los padres y madres? ¿El personal que trabaja al servicio del centro educativo? No, lo dicen ellas, lo dice Bildu. Sin opción a decidir por los que realmente tienen que hacerlo, que son los padres y madres de los niños que estudian en nuestro Colegio.

De igual manera deberían decidir los padres y madres de los niños de las Escuelas infantiles, pero se está imponiendo a golpe de decreto que las plazas se oferten en el  modelo de euskera. Y pagando la publicidad de un solo modelo educativo, obviando el resto, con el dinero de todos los vecinos y vecinas.

El régimen del que ellas hablan, con el antiguo Gobierno de UPN ha tenido muchas sombras con la gestión educativa y la normalización del euskera;  pero el régimen que abandera  EH Bildu es peor todavía; es la dictadura del modelo D. En el que padres y madres no tenemos opción de decidir el futuro educativo de nuestros hijos e hijas; en el que los funcionarios o personal al servicio de nuestras administraciones publicas deben saber obligatoriamente el euskera para acceder a esos puestos, en el que nuestros hijos e hijas están condenados a buscar su futuro laboral dentro de las fronteras del País Vasco y Navarra.

Como padre y concejal del Ayuntamiento del Valle de Egüés estoy preocupado, abochornado e indignado, a partes iguales.

No debemos consentir que se imponga esta dictadura que sólo unos pocos quieren, que no garantiza la igualdad de oportunidades laborales de nuestros hijos e hijas y que genera un continuo enfrentamiento y una profunda brecha social entre nuestros vecinos y vecinas.

El colegio público de Sarriguren no necesita debates políticos ni promesas electorales sin cumplir. Necesita un modelo educativo definido y un centro dotado de todos los medios necesarios para el desarrollo y bienestar de los niños y niñas. Los padres y madres están hartos de polémicas y guerras lingüísticas, lo están demostrando con continuas manifestaciones y protestas.

Pero como siempre Bildu mira para el otro lado y no escucha, no atiende a las razones de la ciudadanía ni a las de resto de fuerzas políticas, contrarias a la discriminación y segregación.

Ellos siguen en el camino del retroceso y de la imposición. ¿Qué futuro educativo le espera a Navarra en los próximos años?

Nosotros, los políticos, debemos poner los medios necesarios para garantizar esa libertad de decisión, no decidir por los padres y madres; el futuro educativo de sus hijos lo deben decidir ellos.

Y a eso se le llama democracia, basada en el respeto y la tolerancia, que son los valores esenciales del Partido Socialista en Navarra, frente al adoctrinamiento y la imposición que lideran la política de EH Bildu.