22 Feb 2018 EL PSN-PSOE SE SUMA A LAS CONCENTRACIONES EN DEFENSA DEL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES

Los socialistas participan esta tarde en Pamplona en la concentración convocada por la Marea Pensionista y respaldada por los sindicatos mayoritarios en defensa del sistema público de pensiones y como expresión de protesta ante la subida del 0,25 por ciento para este año. Una revalorización injusta e insuficiente ya que, como explica el diputado por el PSN-PSOE, Jesús Mari Fernández, “lo que defendemos es una revalorización equivalente al IPC, puesto que lo contrario supone que los pensionistas de nuestro país están perdiendo poder adquisitivo”.

Fernández, que forma parte de la comisión del Pacto de Toledo, recuerda que los socialistas han pedido reiteradamente al Gobierno que se tome como referencia el IPC sin obtener respuesta. De hecho, han elaborado una proposición de ley en este sentido que, como denuncia, ha sido vetada por el Partido Popular.

“Se trata de una subida ridícula, que empobrece a nuestros pensionistas”, apunta Fernández, “y que encuentra amparo en la reforma de las pensiones que de forma unilateral llevaron a cabo los populares en el año 2013”.

Fernández también ha sido crítico con UPN, que recientemente ha pedido al Gobierno que suba las pensiones, cuando su voto, junto al del PP y Ciudadanos, vetó una enmienda del PSOE en los Presupuestos Generales del Estado en esa misma dirección. “Una incoherencia de los regionalistas”, como señala Fernández.

Desde el PSOE apuestan por recuperar el equilibrio financiero y la sostenibilidad social de las pensiones, ya que éstas constituyen un factor de cohesión social. Y, para eso, es necesario trabajar desde el diálogo y la concertación en el marco del Pacto de Toledo.

Recuerdan desde el PSN-PSOE que en Navarra están trabajando para dignificar las pensiones más bajas haciendo valer las competencias de la Comunidad Foral en materia fiscal. De hecho, el partido ha presentado una proposición de ley para que se recupere el SMI como índice de referencia para la revalorización de las pensiones, después de que el Gobierno de Navarra lo eliminara el año pasado, con la pérdida de poder adquisitivo que esto ha supuesto para miles de personas.

De hecho, la subida en 2017 tendría que haber sido del 4 por ciento si se hubiera mantenido el SMI como índice de referencia, y no del 1,8 como será tras el cambio normativo impulsado por el ejecutivo foral.