20 Feb 2020 EL PSN-PSOE REAFIRMA LA DIGNIFICACIÓN DE LOS SÍMBOLOS, APROBANDO UNA LEY QUE HUYE DE LA CONFRONTACIÓN Y PLASMA LA REALIDAD PLURAL E INTEGRADORA DE NAVARRA

Ramón Alzórriz ha insistido en el respeto a la LORAFNA y la Constitución y reprocha a Navarra Suma su intento de apropiarse de los símbolos para tapar su nula aportación en política social

«Hoy es un buen día para los símbolos de Navarra». El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Ramón Alzórriz, ha destacado, tras la aprobación de la Ley de Símbolos de Navarra, que después de la «modulación» de la Ley en los diversos trámites parlamentarios «hemos convertido una propuesta de confrontación en una Ley que dignifica los símbolos de nuestra tierra y los ponen en valor como símbolos de unidad, que no uniformidad».

Alzórriz ha reafirmado la postura de los socialista que pasa por el escrupuloso respeto de los símbolos de Navarra, tal y como ampara la LORAFNA y la Constitución.

Quienes hayan querido apropiarse de los símbolos de Navarra se han equivocado, ha considerado Alzórriz. «La derecha está intentando en Navarra y en el conjunto de España adueñarse de los símbolos, solo quien piensa y dice lo que ellos quieren, quien defiende esos símbolos como ellos dicen son dignos de estar representados por ellos».

Los socialistas, ha añadido el portavoz parlamentario, «hemos defendido nuestros símbolos siempre, como representación de nuestra identidad, como elementos integradores en una sociedad plural y diversa». Por contra, la derecha «siempre ha utilizado los símbolos para tapar su nula labor social para que no se les note su connivencia con los poderes económicos y sus beneficios a unos pocos en detrimento de la mayoría».

En este escenario, ha considerado Alzórriz, «en Navarra se ha llegado a una confrontación de simbología propia e impropia, regada por la derecha y el nacionalismo para desgracia del conjunto de la ciudadanía navarra que quiere, respeta y sabe cuáles son sus símbolos y lo que representan».

Los símbolos de Navarra, ha concluido el portavoz socialista, deben representar la libertad, la justicia, la igualdad, la historia, la cultura, el bienestar y el progreso. «La unidad dentro de nuestra pluralidad».