23 Jul 2018 EL PSN-PSOE LAMENTA LA FALTA DE AUTOCRÍTICA DE LAPARRA Y CALIFICA DE “DECEPCIONANTE” SU GESTIÓN EN MATERIA DE SERVICIOS SOCIALES

Los socialistas denuncian la falta de autocrítica del vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, en el balance de su gestión. Una gestión que, como explica la portavoz del PSN-PSOE en la materia, Nuria Medina, “está siendo absolutamente decepcionante, y se basa en el marketing y en la utilización interesada de los datos”.

Medina se refiere, por ejemplo, a la atención a las personas dependientes. Laparra habla de un aumento en el número de atendidos sin reconocer que esa tendencia se ha registrado en todas comunidades, ya que se deriva de la obligación que establecía la Ley de Dependencia de incorporar a las personas con dependencia moderada a partir de junio de 2015. La socialista denuncia que esa atención se ha basado, casi en su totalidad, en las prestaciones económicas, cuando lo que el PSN-PSOE defiende es una apuesta por los servicios de proximidad, “que son los que dan calidad a la atención y tienen un enorme nicho de generación de empleo”, apunta Medina.

En cuanto a los Servicios Sociales, la socialista denuncia que Laparra miente cuando habla de un cambio de modelo, cuando en realidad ha dado continuidad a las políticas de UPN y está demostrando “poca ambición” en cuestiones como los planes de infancia o de inclusión aprobados en los últimos meses. “No solo llegan tarde”, apunta Medina, “sino que habrá que ver si realmente llegan a materializarse”.

En lo relativo a los Servicios Sociales de Base, recuerda que han pasado tres años de Gobierno de Barkos y “seguimos con el mismo modelo de gestión y financiación, donde a menudo se trabaja de manera reactiva debido a la escasez de personal y a una prevención casi inexistente”.

Otra de las sombras de su gestión, como explica la socialista, es la falta de un Plan de Empleo consensuado con los agentes económicos y sociales que beneficiaría a las personas con mayores dificultades de inserción laboral.

Critica, además, la falta de compromiso en materia de cooperación, que está en el 0,2%, lejos del 0,5 que fijaba el acuerdo programático y, más aún, del 0,7% que defienden los socialistas. “Es muy preocupante el conformismo del cuatripartito en esta materia” apunta.

En definitiva, señala Nuria Medina, la gestión de Laparra “se ha caracterizado por el cortoplacismo, buscando el rédito de los datos estadísticos sin preocuparle las personas”. Critica la socialista la “nula empatía” que ha demostrado en cuestiones como inclusión o dependencia, y su falta de apuesta por un modelo de futuro, que aborde la prevención y ponga el acento en los servicios públicos de proximidad.