09 Ago 2022 EL PSN-PSOE INSTA AL ALCALDE A RESPETAR LAS FIESTAS DE TUDELA, HUIR DE POLÉMICAS ESTÉRILES, RESPETAR LAS INSTITUCIONES Y CENTRARSE EN MEJORAR LA CIUDAD

Lamentan el uso partidista que se ha hecho de los festejos y el nulo respeto al Gobierno de Navarra

“En lugar de trasladar continuamente verdades a medias y polémicas infructuosas, el alcalde, Alejandro Toquero, debería respetar las fiestas de Tudela como valor de todos y todas”. Así lo entiende la Agrupación Socialista de Tudela, que reprocha al regidor el uso partidista que ha hecho de los actos festivos y el escaso “respeto institucional” al Gobierno de Navarra para “ocultar su lamentable gestión para el progreso de la ciudad”.

Los socialistas tudelanos lamentan que el alcalde utilizara el chupinazo/cohete “para polemizar sobre su denominación” y exhibir un alto grado de desconocimiento y “patriotismo rancio”. No tuvo reparos, añaden, en apropiarse del Pobre de Mí, “hurtando al Tudelano Popular el protagonismo que le corresponde”.

Una vez acabadas las fiestas, Toquero se embarca en “reproches y contestaciones” al vicepresidente primero de Navarra por la presencia en la procesión de Santa Ana, donde únicamente invitó a la presidenta de Navarra, “sin invitar a ningún consejero, ni a ningún componente del Grupo Parlamentario del PSN-PSOE, cuestión bien diferente al Grupo Parlamentario de Na+”. Una muestra más de “exhibición de utilización política de las fiestas que pertenecen a todos y todas las tudelanas”, sostiene la Agrupación Socialista.

Así, desde el PSN-PSOE piden a Toquero un “mínimo respeto institucional como valor democrático, legitimado por las urnas y que al igual que la diversidad y pluralidad es un valor democrático de primer orden”.

En la misma línea, los socialistas reclaman al alcalde que “se dedique a mejorar la vida de Tudela, utilizando con más eficacia y eficiencia la financiación con la que ahora sí cuenta gracias al actual Gobierno de Navarra”. Piden, además, que “trabaje mejor las convocatorias para no perder subvenciones y no rechazar fondos europeos que hagan progresar estructuralmente a la ciudad”.