31 Oct 2019 El PSN-PSOE DE ANSOÁIN TACHA DE IRRESPONSABLE AL EQUIPO DE GOBIERNO POR EL EXCESIVO AUMENTO DE LAS TASAS, CONTRIBUCIÓN Y PRECIOS PÚBLICOS

El Ayuntamiento, liderado por EH-BILDU, no ha consensuado una medida que no tenido en cuenta la pérdida de poder adquisitivo de los vecinos

Cuando muchos vecinos todavía no se han recuperado de los estragos que causó la crisis económica en los salarios, el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ansoáin se permite el lujo de aumentar en un 3,7% la contribución, las tasas y buena parte de los precios públicos en el municipio. El Grupo Municipal del PSN-PSOE en Ansoáin cree que se trata de un aumento excesivo, realizado sin consenso y, además, justo después de las elecciones.

El PSN-PSOE denuncia que el incremento de las tasas obedece a la necesidad de revertir la irresponsabilidad con la que se actuó en los años precedentes. El Equipo de Gobierno, de entonces, prefirió mirar hacia otro lado y seguir incrementado los gastos fijos del Ayuntamiento. Las consecuencias llegan ahora, subiendo de golpe lo de los últimos tres años.

Es especialmente significativa la ordenanza número 13 que regula las piscinas de verano e invierno. Actuamos como una empresa privada en unas instalaciones públicas. El Grupo Municipal del PSN-PSOE considera que estamos corriendo el riesgo de que se saturen las instalaciones. Lo que el Equipo de Gobierno ve como un beneficio para las arcas municipales, nosotros creemos que no solo no aumentará el número de abonados, si no que los actuales estarán más descontentos.

Tampoco podemos estar de acuerdo con la subida que se propone para las actividades deportivas (ordenanza 14). Los propios clubs y grupos deportivos de Ansoáin ya han manifestado su rechazo. Los precios  se han subido sin contar con su opinión. El Equipo de Gobierno asume unos incrementos que van hasta un 58% a los empadronados, y hasta un 70% a los no empadronados. Son, a todas luces, “excesivos”.

El PSN-PSOE considera que el aumento en el pago de la contribución es, de nuevo, sinónimo de negligencia por parte del Equipo de Gobierno. En 2018, se subieron los tipos del 0,21 al 0,27, y se anunció que el Ayuntamiento podría dejar de recaudar 70.000 euros sin rebajar la calidad de los servicios. La realidad se ha impuesto y se ha demostrado que la situación es económicamente insostenible para el Ayuntamiento. La solución, eso sí después de las elecciones, es concluir que los gastos fijos del municipio son tan importante que no se puede renunciar a estos ingresos.