30 Jun 2017 EL PSN-PSOE CRITICA QUE EN EL PARLAMENTO SE ALIMENTA LA FALTA DE TRANSPARENCIA SOBRE LA ACTIVIDAD DE LA CÁMARA, AHORA SUPRIMIENDO EL CONTRATO CON NAVARRA TV

El PSN-PSOE critica la falta de transparencia que se alimenta en el Parlamento de Navarra, que ahora se manifiesta con la supresión del contrato, antes incluso de lo previsto, del Parlamento con Navarra Televisión, canal que, desde hace ocho años lleva emitiendo las sesiones plenarias, debates y actos de interés público de manera que la actividad de la Cámara podía seguirse por parte de toda la ciudadanía navarra. Los socialistas señalan que no toda la sociedad tiene acceso a Internet para seguir las sesiones, por lo que un medio audiovisual de alcance general para la sociedad es un soporte necesario en aras a la transparencia, el acceso a la información y a la actividad parlamentaria, por cuanto el Parlamento es la Cámara que representa a la ciudadanía y las decisiones que adopta afectan a la sociedad.

Por tanto, los socialistas consideran que la Presidenta del Parlamento, que tanto habla de acercar la institución a la sociedad, con hechos como este demuestra que busca todo lo contrario, lo cual puede entenderse como un intento de tapar, ocultar o quitar protagonismo a la actividad de los parlamentarios y parlamentarias. Algo que, por otra parte, no es nuevo, dado que a un parlamentario socialista ya se le intentó coartar la libertad de expresión al hilo de un artículo de opinión crítico precisamente con la falta de transparencia que está siendo la característica de esta legislatura, en la que se han llegado a dictar normas por parte de Presidencia que limitan la actividad de los medios de comunicación.

Los socialistas reconocen el trabajo que hace Navarra Televisión, su contribución a difundir la actualidad institucional a toda la Comunidad, y piden que el contrato se mantenga y en septiembre, cuando empiece el nuevo período de sesiones, se sigan retransmitiendo las sesiones como hasta ahora.

Añaden que el cambio que ha llegado al Parlamento ha sido a peor en transparencia, apertura, información pública y favorecimiento de la actividad de quienes se dedican a informar, que son, no hay que olvidarlo, un pilar de la democracia.