27 Ago 2020 EL PSN-PSOE CREE QUE EL ACUERDO DE NAVARRA SUMA Y GEROA BAI ES UN ATAQUE A LOS CIMIENTOS DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA

Los socialistas aseguran que Navarra Suma y Geroa Bai pretenden tapar las vergüenzas de la exconsejera Solana al frente de Educación durante la anterior legislatura

El PSN-PSOE cree que el acuerdo alcanzado entre Navarra Suma y Geroa Bai sobre condiciones laborales para docentes es un ataque a los cimientos de la Educación Pública. Según el portavoz socialista, Ramón Alzórriz, “el Parlamento no tiene competencias para regular estas circunstancias de los trabajadores de una empresa concertada y, por tanto, modificar una ley navarra podría ser inconstitucional”.

Recrimina que “Navarra Suma y Geroa Bai se han unido sin contemplaciones para hacer un uso político de la Educación e intentar tapar las vergüenzas de determinadas decisiones llevadas a cabo por la exconsejera María Solana durante la anterior legislatura”. Entre otros asuntos, recuerda que Solana fue la responsable de invertir la curva de matriculaciones en la escuela pública a favor de la concertada o que mantuvo los recortes de UPN, que despidió a más de 800 profesores de la educación pública en 2012, y conservó la diferencia salarial entre los docentes de la red pública y concertada.

Por eso, Alzórriz reprocha esta maniobra traicionera de Solana, gracias al apoyo de quien tanto rechaza, Navarra Suma, para ocultar su incompetencia. En ese sentido, el socialista asegura que “con este acuerdo se pretende pagar a la educación concertada navarra lo que ninguna administración del Estado hace; tampoco es asumible en este momento la reducción de jornada para mayores de 57 años puesto que es una medida que no está presupuestada”. Así, Alzórriz pregunta a Navarra Suma y Geroa Bai cuál es la partida que tienen pensado recortar para llevar a cabo las medidas de un acuerdo irresponsable. Se cuestiona si recortarán en infraestructuras educativas o si dejarán a un lado el programa Skolae o la atención a la diversidad.

Alzórriz considera que “todos los grupos parlamentarios debemos estar unidos en el inicio del curso escolar para ofrecer certidumbre a la sociedad navarra en una situación realmente compleja”. Sin embargo, hay quienes han decidido saltarse el acuerdo de legislatura, sin intención de sumar en un escenario nunca visto, con el objetivo de tumbar al consejero de Educación.

Los socialistas recuerdan que el Gobierno de Navarra ha aumentado en 47 millones de euros el presupuesto inicial destinado al departamento de Educación para dotar a los centros de garantías sanitarias y jurídicas. Entre otras medidas, se han contratado más de 666 docentes y 200 cuidadores, se han adquirido 9.000 ordenadores, se han comprado 500 tablets y se han reforzado los circuitos de limpieza de los centros.

“Esto es un ejercicio de previsión y anticipación que responde a la buena gestión de Educación para que, ante los posibles escenarios provocados por la evolución del COVID-19, todo el alumnado esté en igualdad de condiciones”, reconoce Alzórriz.

Así, el socialista asegura que el Gobierno de Navarra es un ejecutivo fuerte y cohesionado que trabaja para ofrecer certidumbre a toda la sociedad.