13 Oct 2016 EL PARLAMENTO APRUEBA TRAMITAR LA PROPOSICIÓN DE LEY DEL PSN-PSOE SOBRE LGTBI, PARA AVANZAR HACIA UNA SOCIEDAD MÁS TOLERANTE Y NO DISCRIMINATORIA

El Parlamento de Navarra ha aprobado hoy la toma en consideración de una proposición de ley del PSN-PSOE para garantizar y regular los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales, con el objetivo de eliminar toda discriminación por razones de orientación sexual, expresión e identidad de género.

Tras la toma en consideración, aprobada por todos los grupos salvo UPN y PP, la proposición de ley se trabajará con los colectivos a través de sesiones parlamentarias, antes de su aprobación definitiva en el Pleno.

La portavoz socialista ha mostrado su deseo de que esta propuesta sea una ley de todos y todas las navarras y para todos y todas las navarras, porque pretende garantizar derechos humanos que, como tales, implican a toda la sociedad.

Ha presentado la propuesta socialista como un documento base abierto al trabajo y a las aportaciones de todos los grupos parlamentarios, colectivos y personas expertas en esta materia.

“Debemos aunar esfuerzos para colocar a nuestra Comunidad a la vanguardia en el respeto a la diversidad familiar, sexual y de género, para avanzar hacia una sociedad navarra más tolerante y no discriminatoria”, ha señalado.

La proposición de ley socialista se articula sobre cuatro ejes: la creación del Consejo Navarro de LGTBI, como órgano fiscalizador de las políticas previstas en la ley; definir las medidas que permitan garantizar los derechos de las personas que se reconocen LGTBI; la atención específica a las personas transexuales e intersexuales, dada la carencia de derechos que han sufrido históricamente; y en cuarto lugar, la aplicación de un régimen sancionador, en el marco de las competencias de la Administración foral, para hacer efectiva la prevención y erradicación de la LGTBIfobia, es decir, de todas aquellas conductas generadoras de violencia, odio o discriminación.

Ha recordado a los parlamentarios y parlamentarias su obligación de elaborar leyes que garanticen la libertad, la igualdad y la dignidad de todas las personas, y de conseguir la implicación efectiva de toda la sociedad.

“Desde esta tribuna parlamentaria nos han escuchado decir muchas veces: ¡Basta ya de violencia machista! Hoy queremos decir, con la misma contundencia: ¡Basta de violencia homófoba y de LGTBIfobia!”, ha declarado Nuria Medina.