18 Ene 2016 EL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA DE PAMPLONA CRITICA EL ACUERDO PARA CEDER A LOS “OKUPAS” DE LA CALLE COMPAÑÍA EL CHALET DE CAPARROSO

El Grupo Municipal Socialista de Pamplona ha criticado el acuerdo para ceder a los okupas de la calle compañía el chalet de Caparroso a cambio de que abandonen su actual ocupación.

La portavoz, Maite Esporrín, ha lamentado “la opacidad y el secretismo con que, también en este asunto, están actuado Asirón y los grupos que le apoyan. Las informaciones que a requerimiento de los grupos de la oposición ha dado hoy el concejal Abaurrea en la Comisión de Asuntos Ciudadanos, únicamente confirman el cúmulo de incógnitas, irregularidades y absoluta discrecionalidad con que el equipo de gobierno municipal se está comportando en este asunto”.

“No comprendemos cómo desde el Ayuntamiento de Pamplona se puede “premiar” con el uso de un edificio municipal de la entidad del chalet de Caparroso, a unas personas que han ocupado unas viviendas propiedad de todos los contribuyentes navarros y que estaban destinadas a alquiler social, como es el caso de la calle Compañía”, ha señalado Esporrín.

Según los socialistas, “nos da la sensación de que todo este proceso de ocupación está siendo únicamente un paripé para que Bildu, con la complicidad de los grupos que le apoyan, ceda de manera absolutamente arbitraria un local municipal de gran importancia a determinados colectivos jóvenes que les apoyan, con absoluto desprecio a las normas, trámites y observancias legales que el resto de la ciudadanía debe cumplir. Son muchas las personas jóvenes con necesidades de vienda y locales de ocio y no van por ahí ocupando locales y edificios de forma ilegal” y se preguntan “si puede garantizar Asirón que va dar solución a todas las necesidades de los jóvenes de Pamplona o únicamente lo va a hacer con los okupas y los colectivos que aplauden su gestión”.

Finalmente, ha concluido Esporrín, “esta decisión, tomada además sin el más mínimo debate y participación de los grupos municipales de la oposición, demuestra hasta qué punto Asirón y los grupos que le apoyan, gobiernan de manera sectaria y arbitraria para una parte de la ciudad. Cada vez está más claro que en la Pamplona de Asirón hay dos varas de medir”.



Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?