30 Dic 2016 CHIVITE ESPERA DEL 2017 MÁS EMPLEO Y DE MEJOR CALIDAD Y SEÑALA AL GOBIERNO QUE ESE DEBE SER SU PRINCIPAL OBJETIVO

La Secretaria General del PSN-PSOE, María Chivite, señala que el 2017 debería ser el año del despegue de Navarra tras las crisis, y para ello es fundamental generar empleo de calidad, puesto que el empleo genera riqueza, bienestar y recursos a las arcas públicas para mejorar la calidad de los servicios públicos y llevarlos a la excelencia, como la sanidad, la educación y las políticas sociales tales como la dependencia o la atención a las personas en situación más vulnerable o con menos recursos. Chivite considera que el Gobierno debe situar el empleo como prioridad, sustentado en el diálogo social, y no distraerse en cuestiones ni identitarias ni de minorías sino gobernar para toda la ciudadanía desde principios de igualdad de oportunidades y cohesión social y territorial y debe hacerlo además con perspectivas de futuro y no con una mirada cortoplacista.

Chivite señala que Navarra tiene muchos retos por delante, entre ellos el impulso definitivo a la innovación y modernización, la mayor participación de la sociedad en las políticas públicas y la definición clara de la comunidad que ha de ser en el futuro, para lo cual el Gobierno debe tomar decisiones estratégicas en torno al modelo productivo o a infraestructuras clave.

En cuanto al año que termina, la Secretaria General considera que ha sido un año muy satisfactorio respecto al trabajo tanto del grupo parlamentario como de los grupos municipales, porque se han dedicado con gran intensidad a trabajar en los problemas que preocupan a las personas. Y, si bien es cierto que no siempre las iniciativas han recibido el apoyo de otros grupos, no lo es menos que se han visto como positivas por cuanto esos grupos que muchas veces han rechazado las propuestas socialistas lo han hecho no por el contenido sino por las siglas de procedencia y luego las han presentado como propias. Lo cual, dice, es una actitud legítima pero reprochable porque las instituciones están para apoyar lo que sea bueno para la sociedad, independientemente de qué partido lo proponga, y no para un uso partidista. Uso que en ocasiones lleva a ralentizar la puesta en marcha de buenas ideas porque hay que empezar de cero su tramitación en lugar de aprobarlas de inicio y ganar un tiempo que en muchos casos es de oro porque son propuestas que afectan a la vida de las personas.

Pone Chivite por caso paliar el copago farmacéutico a rentas de menos de 18.000 euros. Los socialistas lo propusieron vía enmienda en los presupuestos de 2016, el cuatripartito lo rechazó, y en estos presupuestos el Gobierno sí lo contempla, con lo que, según dice, las personas más desfavorecidas han perdido un año por las obsesiones de algunos partidos como Bildu y Podemos con el PSN-PSOE.

Afirma que, a pesar de todo, algunas propuestas socialistas sí han prosperado, como dejar exentas en el IRPF las ayudas por cuidado de hijos con enfermedades graves, o ampliar la deducción por vivienda en función de la renta y no de la tipología de la misma, dado que en el mundo rural no existe vivienda protegida, por lo que sus habitantes se veían en situación de desigualdad. Algo que ahora se va a corregir. Señala que son medidas para felicitarse como sociedad por son justicia social.

También recuerda la defensa hecha desde el inicio de legislatura del abono de la parte de la paga extra adeudada a los funcionarios, algo que, según dice, ya podría haberse hecho por los mayores ingresos que ha habido este año.  Añade que el Gobierno se ve obligado a pagar en enero porque la reforma fiscal del PP todavía supondrá más disponibilidad, así que no le ha quedado más remedio porque ya no tenía excusas y era evidente la injusticia que se daba con estos trabajadores y trabajadoras. Añade que, frente a las contradicciones de Podemos, que se manifestaba a favor del pago pero luego votaba en contra en el Parlamento, los socialistas hemos estado siempre en la defensa de lo que era y es justo.

Chivite señala que, como ha hecho este año, el PSN-PSOE seguirá defendiendo la educación pública de calidad, con atención a la diversidad, el reparto equilibrado del alumnado, y desde luego con la defensa de los programas en lenguas extranjeras. Afirma que el Departamento de Educación va de despropósito en despropósito y que parece que el Consejero es inagotable porque ahora parece dispuesto a meterse en otro lío con la OPE de secundaria, aun teniendo a la mayoría de los sindicatos en contra.

Recuerda también que el cuatripartito se negó a apoyar una propuesta socialista para mejorar la Ley Foral de Transparencia, y, según recuerda, los últimos datos conocidos por parte de Transparencia Internacional, demuestran que Navarra ha caído al último puesto entre las CCAA, lo cual debería hacer al Gobierno reflexionar y lo cual demuestra que la iniciativa era necesaria. Señala que es triste que algunos que se hacen llamar nueva política no quieran instituciones más abiertas, más transparentes, con más información, por no hablar del concepto que tienen de la libertad de expresión y la crítica política, que desde luego es una involución y no una innovación.

María Chivite desea que el 2017 sea un año mejor para los navarros y navarras, y que el Gobierno actúe por fin con la autonomía que hasta ahora no ha tenido, porque así, tomando decisiones y buscando los apoyos que necesite para sacar adelante buenas iniciativas, es como contribuirá a que Navarra se desarrolle. Y esa, dice, es una responsabilidad que ni puede ni debe eludir, junto a la de gobernar para todos, los que les han votado y los que no. En el camino de construir, el Gobierno sabe que nos encontrará.