19 Oct 2018 ARTÍCULO DE OPINIÓN: «DE PLANES, ALFILERES, Y MALA GESTIÓN EDUCATIVA»

CARLOS GIMENO. PORTAVOZ DE EDUCACIÓN DEL PSN-PSOE.-DIARIO DE NAVARRA, 19 DE OCTUBRE DE 2018- Cuentan que una vez Stalin en su plan quinquenal de objetivos económicos se olvidó de poner la producción de alfileres. Los soviéticos estuvieron 5 años sin alfileres. Existen políticos que tienen interés en crear Planes, en obsesionarse con cumplir propósitos casi digamos “de año nuevo”, a golpe de magazine. En Navarra tenemos a la Consejera Solana. Lo único cierto es que para poder conseguirlos, en lugar de hacer propaganda de los mismos, en lugar de obsesionar con ellos a los demás debería utilizar esa energía en mejorar su gestión.

El sistema educativo se debe regir por el principio del sentido común, desde la naturalidad de la demanda y no aplicando las normas de manera espuria. Sin embargo, ahora se han puesto de moda los Planes en una educación navarra condicionada por los estrambotes continuos que Barkos y Solana le aplican, motivados por su ideología, que al margen de no traer nada bueno generan una verdadera procrastinación de las cuestiones más necesarias. Cuanto más ambicioso es el Plan y menos concreto más seguro es el fracaso, cuanto más se desconoce su ámbito o se cede a las presiones políticas, peor, si presupuestas pero no ejecutas la publicidad es falsa.

Si estamos de acuerdo en que los Planes necesitan de una intención, de un proyecto, no es de recibo publicar las instrucciones que regularán la organización y el funcionamiento de los centros educativos navarros en Agosto, “con la chancleta”. Si algún aspecto se han demostrado útil en los centros educativos ha sido el de de planificar en el mes de Junio. Solo un Consejero obvió esa máxima, adivinen, el Sr. Mendoza.

Al Departamento de Educación le atropella la gestión. Sin embargo, según sus instrucciones estivales, los centros deben ser diligentes, promocionar la igualdad, el abordaje de la atención a la diversidad, la transformación metodológica hacia un aprendizaje más activo, la mejora de la convivencia y prevención del acoso, el desarrollo del Proyecto lingüístico del centro, también el de Proyectos de innovación, progresar en la implantación de las TICs, coordinar equipos docentes y revisar además de priorizar el currículo con una orientación competencial. No piensen ni por asomo que el profesorado puede dejar de impartir los currículums oficiales que establecen las enseñanzas mínimas para la Educación Infantil, Primaria o Secundaria, eso también lo suelen hacer, aunque pueda parecer mentira.

Una cuestión debería quedar clara. Si alguien no cree en sus propios Planes ese es el Gobierno de Navarra, no solo por no haber incluido contenido alguno relativo a los derechos y prestaciones en materia de salud sexual y reproductiva según la norma, ni haber creado tiempo reduciendo el número de sesiones de religión, fundamentalmente por haber dificultado que el alumnado de los centros disfrute de su proyecto vital desde la igualdad, sin condicionantes de género por medio del Programa SKOLAE. Si tienes interés no puedes comunicar a los centros que incorporen la formación del citado Programa en el mes Agosto. Los colegios diseñaron sus necesidades en mayo, fruto de la herramienta de autoevaluación proporcionada por el mismo Departamento. Si ya conocíamos la baja calidad de gestión del Servicio de Evaluación, Calidad, Formación, Igualdad y Convivencia, ahora resulta que se hace competencia a si mismo y además se colapsa, tanto que pone azafatas en las sesiones de formación de un programa de coeducación, lamentable.

Qué decir del Plan Estratégico de Atención a la Diversidad, que incumple todos los plazos que el propio Departamento se autoimpuso. Ahora en Navarra tenemos un 19% de alumnado con necesidades educativas gracias al jaleo de sus censos, reducen los recursos especializados de atención a la diversidad respecto al inicio de legislatura al igual que incrementan el desequilibrio de alumnado desfavorecido entre centros, no planifican la matrícula extraordinaria ni la de fuera de plazo..

Si el Plan Estratégico de Formación Profesional denunciaba un conocimiento insuficiente de la demanda de formación previsible, ahora resulta que existen alumnos sin plaza en el mes de Octubre, tras un proceso que se inició el 7 de Mayo. Si un aspecto importante era el aportar cohesión social y sostenibilidad en cuanto a la posibilidad de realizar estudios de Formación Profesional en las distintas zonas de Navarra, este no se ha cumplido ni en Tudela ni por supuesto en La Ribera, eso sí, privatizamos en Pamplona todo lo relacionado con la Actividad Física y el Deporte.
Los Planes podrían no hacernos felices si nos recuerdan todos aquellos intentos en los que nunca conseguimos lo que queríamos y nos ajusta todavía más la autoestima a niveles seguramente no deseables, al margen de acumular frustraciones que ya saben que son la antesala de conductas agresivas.
Las mismas que ha desplegado la Consejera culpando a los centros de su falta de previsión difuminando su responsabilidad. Uno desconoce cuál es el Plan que habilita a Barkos y Solana a acumular tanto descrédito. En la gestión de la educación navarra, nos van a dejar sin alfileres.