01 Abr 2016 ACEPTAR LA REALIDAD SIN RESIGNARSE, O LIBERTAD O DESCALIFICACIÓN EDUCATIVA

CARLOS GIMENO GURPEGUI (Secretario de Educación del PSN-PSOE) DIARIO DE NAVARRA-Siendo la libertad el logro vital más importante, sobre todo si repasamos la historia de hazañas por conseguirla, es curioso que, después de todos esos esfuerzos por obtenerla, la hemos acompañado por la experiencia del miedo. No hemos sabido ejercerla plenamente, utilizarla con más convicción para crecer y fortalecernos personalmente.
Es por eso, que de alguna manera, seguir las pautas convencionales nos da seguridad, alivia nuestras dudas y reduce nuestros miedos. Parece no importarnos ser cada vez más dependientes y menos libres. Es por ello, por lo que nunca he apreciado a quien fundamenta su estrategia política en la “descalificación”. Creo que no inspira confianza, que cada vez gusta menos y que es una manera de presentar carencias de tipo ideológico, también muchas dudas en relación a si ha cumplido.
Y digo esto porque al hilo de las manifestaciones de la Consejera Ollo indicando que la oposición “está rebozando en el lodazal político los temas educativos”, eso sí, tras aquellas en las que indicó que no entendía que se deba «mostrar alegría» por la detención de etarras, se confirma que no existe una segunda oportunidad de causar una buena primera impresión, como ven tampoco ha sido muy afortunada en la segunda, potenciar el mal uso de la libertad no es lo más recomendable.
Decía Gerardo Schmedling que “la mejor defensa es no sentirse atacado”, porque cuando nos sentimos atacados nos aflora la visceralidad. Le ha debido ocurrir eso. Parece que se ha sentido legitimada para contraatacar. No ha reparado en que proponer un pacto social y político por la educación, defender la convivencia de modelos lingüísticos, querer una Oferta Pública de Empleo ajustada a la realidad sociolingüística de Navarra o estar en contra de la moratoria del PAI con un Consejero de Educación obediente, que fundamenta su actuación únicamente en una clara orientación de educación euskaldún, es duro, complicado. Exige pensar que no es posible cambiar los hechos, está claro, pero sí la manera en que nos relacionamos con ellos. Y en eso estamos, en intentar cambiar nuestras maneras de acción, en aceptar la realidad pero sin resignarse, algo prácticamente imposible con la que está cayendo a nivel educativo en la Comunidad Foral de Navarra
Y por ahí van las cosas. Como nos indica la famosa frase del destilador de whiskey escocés Thomas Dewar, «La mente es como un paracaídas, solo funciona cuando está abierta». No es necesario atacar a nadie porque aquí nadie amenaza. No es necesario reaccionar de forma exagerada sino entender que las cosas pueden ser diferentes a como se perciben, no es necesario realizar defensas a ultranza que puedan parecer un ataque.
Pero parece que no se puede cambiar nada si antes no aceptamos la realidad, lo que ocurre es que en esta ocasión es complicado aceptarla, no parece de recibo defender tan a ultranza a un Consejero de Educación que con un mínimo de gestión y menos obediencia podría darse cuenta que existen muchas personas que quieren elegir centros públicos que garanticen una calidad educativa para sus hijos en inglés.Podrías resignarte a la realidad si estas decisiones no dificultaran a las familias más humildes y a la escuela pública la desigualdad y la pluralidad. Pero es que el Consejero no está, solo obedece.
Con una mínima carga de pasado ejecutivo, ha reaccionado en exceso anticipando una amenaza futura. Una mayor confianza real en ellos mismos seguramente les ayudará a volver a expresar de manera más directa lo que les disgusta y les entusiasma. Por si acaso, tengan cuidado, como dice el proverbio «Ir a la derecha o la izquierda es fácil. Ganar y ser vencido es fácil también. Pero no ganar ni ser vencido es muy difícil”.
Pues eso, como decía, en eso estamos en el PSN, en aceptar la realidad sin resignarse. Eso si, si no lo creo, no lo veo.