12 Jun LOS SOCIALISTAS ACUSAN A LAPARRA DE PONER EN PELIGRO AL TERCER SECTOR AL APOSTAR POR UNA FUNDACIÓN PÚBLICA QUE NO MEJORA LA CALIDAD NI LA EFICIENCIA DE LOS SERVICIOS SOCIALES

El PSN-PSOE considera que el Vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, está haciendo peligrar al tercer sector en Navarra. Así se desprende de su decisión de constituir una Fundación Pública para la gestión de determinados servicios sociales. Una medida que, como explica la portavoz socialista en la materia, Nuria Media, no va a mejorar la calidad de dichos servicios, ni la eficacia y eficiencia de los recursos, ni la calidad del empleo de los trabajadores y trabajadoras.

Además, cree que tampoco va a suponer una verdadera gestión pública, puesto que las fundaciones se rigen por el derecho privado y lo hacen, en ocasiones, “con poca o ninguna transparencia”.

Medina recuerda que no hay estudios ni documentos que avalen los beneficios de la decisión de Laparra que, añade, “parece responder a la necesidad de satisfacer a sus socios de gobierno antes de que acabe la legislatura sin importarle nada más”. La socialista cree que, de esta forma, hace peligrar al tercer sector, genera incertidumbre e, incluso, pone en riesgo determinados servicios.

Servicios que, asegura, hasta ahora funcionan con una alta calidad gracias a la importante labor de trabajadores y trabajadoras altamente cualificados que soportan condiciones laborales precarias y que, aún así, ofrecen una flexibilidad e inmediatez que difícilmente se podrían conseguir a través de una fundación.

La socialista critica el hecho de que el Vicepresidente no ha aclarado ningún aspecto relacionado con las cuestiones técnicas. No ha explicado nada sobre el proyecto ni los sistemas de evaluación que van a regir en cada recurso.

Medina denuncia que las licitaciones en este ámbito durante el mandato de Laparra han ido a peor. Son cada vez más exigentes en cuanto al personal y a aspectos técnicos, pero muy precarias en cuestiones económicas con “verdaderas subastas a la baja”. Con la nueva fundación, se contempla la subrogación de los trabajadores pero no queda claro si se tendrá en cuenta la antigüedad y, en todo caso, será solo hasta que las plazas salgan a concurso público, lo que genera una alta incertidumbre en el sector.

Los socialistas apuestan por promover un convenio de intervención social y por que el gobierno se comprometa a tenerlo en cuenta en las licitaciones. Y abogan por elaborar una ley de conciertos sociales y sanitarios en colaboración con las propias entidades que garantice la calidad de los servicios. Porque, como señala Medina, “la solución a las malas licitaciones no es la publificación o el inventarse una fundación pública; la solución son los conciertos”.

Compartir   Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Download PDF