14 Sep EL PSN DE PAMPLONA MANTIENE SU APOYO A LA CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDA SOCIAL EN LA RIPA Y RECHAZA LA CONFRONTACIÓN CREADA POR NAVARRA SUMA

Los socialistas también exigen a Navarra Suma dejar de utilizar eufemismos en los informes sobre violencia machista del Ayuntamiento

La portavoz del grupo municipal socialista, Maite Esporrín, ha comparecido esta mañana en rueda de prensa para analizar la situación en la que se encuentra la construcción de viviendas sociales en Ripagaina

Ripagaina. La socialista ha rechazado “la utilización política que Navarra Suma está haciendo de este asunto única y exclusivamente para confrontar con el Gobierno de Navarra” y que “hayan aprovechado el verano, cuando no había reuniones del Consejo de la Gerencia de Urbanismo, el alcalde Maya presentó unas alegaciones contra la Modificación del Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal”. Un plan que, por otra parte, fue diseñado por UPN en 2004 y aprobado definitivamente por ellos en 2009, detallando que la vivienda social se situaría en la parcela que ahora rechazan.

“En estos años todas las parcelas de promoción privada se han construido, salvo esta destinada a la vivienda social, y ha tenido que llegar el Partido Socialista al Gobierno de Navarra para que se lleve por fin a cabo”, ha defendido Esporrín. Desde el comienzo, los socialistas de Pamplona han estado “abiertos al diálogo para encontrar una alternativa de consenso entre Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona y asociaciones vecinales con el objetivo de garantizar estas viviendas sociales en Ripagaina”. Sin embargo, “no se ha llegado a este consenso porque Navarra Suma planteó trasladar las viviendas de la Ripa a un solar dotacional donde están previstos los servicios públicos del barrio, privando de estos a los vecinos de esta parte de Ripagaina” y esto “va en contra de nuestro modelo de ciudad porque acentúa las desigualdades urbanísticas y sociales dentro del barrio”.

Así las cosas, los socialistas “seguirán respaldando el plan del Gobierno de Navarra ante la imperiosa necesidad de vivienda social en régimen de alquiler, con más de 9.000 solicitudes en Navarra, cuya mayoría se concentra en Pamplona y Comarca”, y exigirán que “se trabaje para afrontar los problemas que tiene el barrio de Ripagaina en coordinación con los ayuntamientos implicados, reuniendo la Comisión de Seguimiento que impulsamos constituir entre los cuatro consistorios”.

“Recordamos que Enrique Maya está en minoría, algo que debe asumir de una vez y dejar de tomar decisiones en contra de la mayoría municipal”, ha concluido Esporrín.

Lenguaje de género. Por otra parte, la concejala Silvia Velásquez ha recordado la reiterada reclamación de los socialistas para que no se utilicen expresiones como “maltrato en el ámbito familiar”, para ocultar lo que es en realidad “violencia de género”. En las comunicaciones que realiza el Área de Seguridad Ciudadana sobre sus actuaciones en Pamplona utiliza el primer término, algo que, como el PSN recuerda a Navarra Suma, es un eufemismo que “parte de la derecha y, de manera singular, la ultraderecha de Vox, está alentando para intentar diluir e incluir la problemática de la violencia de género y machista en el concepto de violencia familiar o intrafamiliar”.

“Nos parece inadmisible que, en la información municipal que se da a los medios de comunicación, el equipo de Gobierno intente diluir los casos de violencia machista”, como sucedió en los informes enviados durante los No Sanfermines. “La violencia de género o machista es un problema de primera magnitud, y es imprescindible que cuando existen denuncias en ese ámbito se les llame por su nombre”, defienden desde el PSN.

Los socialistas reivindican que “minimizar o intentar diluir el concepto de violencia de género o machista, es no comprender que los crímenes contra las mujeres no son sucesos pasionales, sino un problema de Estado de primera magnitud que concierne a toda la sociedad”. Por eso, “el concepto de violencia de género supera los conceptos de violencia doméstica o familiar, ya que se refiere al que históricamente han recibido las mujeres por parte de sus parejas”.

De esta forma los socialistas reclamarán, en una declaración presentada a la Comisión de Asuntos Ciudadanos, rechazar que, en los informes del Área de Seguridad Ciudadana, las denuncias de violencia de género o machista, se diluyan e incluyan dentro del término de la llamada violencia familiar” e “instar al equipo de gobierno a que en todos sus informes y comunicaciones públicas llame por su nombre a estas agresiones”.

Compartir   Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Download PDF