25 Sep EL GRUPO SOCIALISTA DE PAMPLONA ACUSA A ASIRÓN DE FRENTISMO Y DE GOBERNAR DE ESPALDAS AL PLENO MUNICIPAL

El Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Pamplona quiere mostrar su preocupación al hacer balance de los cien primeros días de gobierno municipal.

Desde nuestro compromiso de desarrollar una oposición rigurosa y propositiva a favor de la ciudad, nos desagrada tener que haber denunciado en demasiadas ocasiones en estos cien días los fallos en las formas de gobernar, en clara contraposición al compromiso expresado por el actual alcalde en su investidura, derivado de la toma de decisiones de manera unilateral, de espaldas al pleno municipal y sin la mínima participación o consulta previa con el conjunto de grupos municipales, en la mayor parte de los casos.

Lamentamos que, junto con la acción municipal cotidiana, el equipo de gobierno se empeñe en protagonizar acciones frentistas en contra de una buena parte de la ciudadanía pamplonesa, que van desde el izado de la ikurriña el 6 de julio mediante una triquiñuela legal, hasta la afrenta hacia las víctimas del terrorismo que supone la prohibición de una exposición sobre el compromiso en la lucha contra ETA de la Policía Nacional, máxime cuando en el mismo recinto y en iguales fechas finalmente va a celebrarse otra exposición.

Igualmente rechazamos decisiones como la paralización del ascensor urbano previsto en Mendillorri, la supresión de uno de los dos plenos mensuales, que limitan a la mitad la capacidad de los grupos municipales de hacer propuestas en pleno, o la intención manifiesta por parte de los responsables municipales de paralizar el desarrollo y la llegada a nuestra ciudad del Tren de Altas Prestaciones, inversión clave para el futuro de nuestra ciudad.

Junto a ello, y aunque no compartamos las formas en que se han adoptado, no escondemos nuestro apoyo a algunas de las decisiones tomadas, como las referidas al carácter civil de la celebración del Privilegio de la Unión, la moratoria provisional sobre la instalación de nuevos bares en el Casco Antiguo, o el cambio en la denominación de calles franquistas.

Finalmente, desde el Grupo Municipal Socialista hacemos un nuevo llamamiento al alcalde Asirón y a los grupos que le apoyan para que mejoren los cauces de debate y participación interna, huyan de decisiones frentistas y busquen el máximo consenso y el bien del conjunto de la ciudadanía en la toma de decisiones.

Compartir   Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Download PDF