15 Abr Compromiso con la memoria histórica

MAITE ESPORRÍN (Portavoz del PSN-PSOE en el Ayuntamiento de Pamplona) Diario de Noticias – El próximo año cumplirá una década la Ley de Memoria Histórica impulsada por José Luis Rodríguez Zapatero, por la que se reconocen y amplían derechos y obligaciones en materia de memoria histórica y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura. Se trata de una ley que ha precedido a la declaración personal de reparación y reconocimiento como víctimas del franquismo de miles de personas y con la que se han mejorado las prestaciones que venían percibiendo, a la par que se han reconocido prestaciones a nuevas personas y colectivos, como los denominados “niños de la guerra”, las víctimas del tardofranquismo o las personas homosexuales que fueron represaliadas por serlo.

Sin embargo, todavía quedan asignaturas pendientes, especialmente en lo relativo a la retirada de símbolos franquistas, la localización, exhumación e identificación de los desaparecidos, y en actuaciones de búsqueda de la verdad, justicia y reparación a las víctimas. Así lo pide el Consejo de Derechos de la ONU en su informe en el que suspende a España en materia de memoria histórica e insta a nuestro país a llevar a cabo una larga lista de recomendaciones para saldar definitivamente, de acuerdo con criterios de justicia, la deuda todavía pendiente con las víctimas de la guerra civil y el franquismo.

Todas las administraciones y la sociedad civil debemos actuar conjuntamente en esta tarea en la que, con tanta tenacidad como dificultad, venimos trabajando los socialistas de Pamplona desde hace años: así en la Vuelta del Castillo figuran una placa y un monolito en recuerdo de las personas asesinadas en Pamplona; en la Casa Consistorial  hay una placa en recuerdo a los concejales y funcionarios municipales asesinados por permanecer leales a la legalidad republicana, entre ellos Gregorio Angulo Martinena, fundador de la Agrupación Socialista de Pamplona, de la Unión General de Trabajadores de Navarra y primer concejal socialista en el Ayuntamiento de Pamplona; el panteón para las víctimas republicanas en el cementerio municipal; o el cambio en la denominación de más de una veintena de calles del barrio de La Chantrea.

Y por eso, hoy nos congratulamos de una nueva denominación para la reconciliación en Pamplona, como es el de Plaza de la Libertad. Se trata de un paso más de gran trascendencia simbólica, pero no debe ser el último. Queda pendiente, por ejemplo, nominar en el panteón del cementerio las trescientas personas asesinadas en nuestra ciudad; buscar un uso acorde a la Ley de Memoria Histórica para el Monumento a los caídos; o la reconversión del fuerte de San Cristóbal en un espacio de homenaje y memoria a las víctimas.

Actuaciones de memoria, justicia y reconciliación para una Pamplona más libre y más madura. Una ciudad educada en la paz y para la paz.

Compartir   Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone