21 Dic CHIVITE SEÑALA QUE LOS SOCIALISTAS VOTAN EN CONTRA DE LOS PRESUPUESTOS PORQUE NO PRIORIZAN EL IMPULSO AL EMPLEO Y LOS SERVICIOS PÚBLICOS

La portavoz parlamentaria del PSN-PSOE, María Chivite, defiende el voto en contra de los socialistas al Proyecto de Presupuestos para 2018 porque no priorizan el impulso al empleo y los servicios públicos esenciales como la Educación y la Sanidad. Señala que el voto en contra se sustenta en razones de hondo calado político, que tienen que ver con esas prioridades que, para los socialistas son unas, y para el Gobierno son otras. Para el PSN-PSOE, dice Chivite, las prioridades son: un Plan de Empleo acordado con los agentes económicos y sociales, unas infraestructuras estratégicas que impulsen el desarrollo de Navarra, una Educación Pública que lidere y sea garante de la igualdad de oportunidades, unas políticas sociales innovadoras y justas que se adecuen a las nuevas realidades. También un tratamiento de la Memoria Reciente sin mezclas, ni sesgos ni complejos. Y la igualdad como cuestión transversal que debe estar presente en todo el Presupuesto.

Para Chivite, los Presupuestos no son solo números. Es ideología. Reflejan un modelo de sociedad, de desarrollo y de crecimiento. Y por eso, dice, los socialistas queremos un presupuesto de izquierdas, y este no lo es.

Recuerda que ser de izquierdas es proponer una apuesta por la nueva economía, por la formación a los desempleados, por las escuelas infantiles, por la atención primaria en Sanidad, por la inclusión social como derecho, por servicios para la dependencia y la discapacidad, por ser solidarios con quienes lo necesitan no solo en Navarra sino en otros países, por dotar de recursos a la Ley de Igualdad, por hacer política de vivienda vertebrando el territorio, por luchar contra el fraude fiscal o por apoyar a las asociaciones culturales o a las bibliotecas. La socialista pone solo algunos ejemplos de enmiendas presentadas por el PSN-PSOE que reflejan muy bien qué políticas son de izquierdas, y que el cuatripartito ha rechazado.

Pero además ahonda en la explicación de por qué no es un Presupuesto de progreso. Porque no apuesta por la inversión productiva, sigue dejando abandonadas las carreteras, no impulsa la Educación Pública ni las becas, no sitúa a la atención primaria como referente sanitario, no hay recursos suficientes para las políticas sociales, no se apuesta por la Policía foral, expresión del autogobierno, o se olvidan de colectivos que pidieron ayuda a los grupos parlamentarios, como los Traperos de Emaús. Todo ello sí ha sido atendido por las enmiendas socialistas. Añade Chivite que plataformas en defensa de la salud pública, o de entidades sociales han salido a criticar el presupuesto precisamente por insuficiente y porque no cumple con lo comprometido en el acuerdo programático.

Por tanto, la primera razón para el rechazo es la filosofía. No son presupuestos progresistas ni de izquierdas.

La segunda razón es no compartir la política de ingresos. Con una doble reforma fiscal que eleva la exigencia a las rentas medias del trabajo y las familias mientras no se hace un esfuerzo decidido por luchar contra el fraude fiscal o por aflorar la economía sumergida.

Y la tercera razón, el desarrollo del trámite parlamentario, en el que, una vez más, el cuatripartito ha hecho gala de un talante ajeno a cualquier espacio de acuerdo y negociación. Talante que contrasta con el de los socialistas, que han apoyado todas las enmiendas que supusieran alguna mejora, por pequeña que fuera, y han votado a favor de más del 90 por ciento de las enmiendas del cuatripartito.

Chivite pone en valor la coherencia de los socialistas, que acompañan su discurso de hechos y propuestas, y señala que el cuatripartito generó una burbuja de expectativas que se ha pinchado sin llegar al final de legislatura. Porque la ciudadanía se ha dado cuenta de que el cambio no es de izquierdas sino nacionalista. Señala que es el nacionalismo el que manda en el Gobierno y que la izquierda que lo sustenta ha quedado sepultada por el talante autoritario que le caracteriza.

Compartir   Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Download PDF