30 May CAOS EN ESCUELAS INFANTILES

MAITE ESPORRÍN ( Portavoz Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Pamplona) – Diario de Navarra – El equipo de gobierno municipal que encabeza Asiron ha provocado un caos sin precedentes en las escuelas infantiles municipales de Pamplona que está afectando a más de 1.300 familias. La forma atropellada con que se han hecho los cambios lingüísticos y geográficos en dichas escuelas, sin planificación ni consulta previa alguna a las familias y resto de personas implicadas, han provocado su lógica indignación y una alarma e incertidumbre que está siendo compartida por buena parte de la ciudadanía.

Todo se ha hecho mal desde el principio. El cuatripartito ha actuado con precipitación, ha ocultado información, no ha realizado ningún estudio ni informe previo mínimamente riguroso y no ha permitido la participación de las familias y el resto de la comunidad educativa afectada en los cambios adoptados. Tampoco ha querido atender ni una sola de las sugerencias que hemos propuesto ante tal desbarajuste. Y, para colmo, ha optado por una irresponsable huida hacia adelante con la interposición de un recurso al auto del juez que, en respuesta a la reclamación de algunas de las familias afectadas por tan atropellados cambios, restituye los derechos que les han sido conculcados de manera tan arbitraria.

Es evidente que no existe argumento ni justificación ética alguna para impedir a las familias y a los niños y niñas que han iniciado su trayectoria educativa en un determinado centro y en un determinado modelo lingüístico a terminarla en el mismo, máxime dada la brevedad del ciclo de educación infantil. Porque, frente a lo que Asiron y su equipo de gobierno nos quieren hacer ver, el problema real es el de la insuficiencia del servicio público en la educación infantil. Algo que no soluciona la modificación atropellada del modelo lingüístico de una escuela a otra, sino una apuesta decidida por la educación en general y por la infantil en particular, con la creación de más plazas, como hemos propuesto con la reapertura de la antigua escuela infantil de la Milagrosa, y el estudio y planificación rigurosa y progresiva en los cambios educativos, lingüísticos, geográficos u horarios que se tengan que afrontar.

Por eso desde nuestro Grupo Municipal venimos reclamando que, con carácter previo a cualquier decisión, se realice un diagnóstico global sobre el servicio de escuelas infantiles para detectar qué cuestiones son susceptibles de mejora, cuáles son las preferencias de las familias respecto del idioma, qué horarios permiten mejoras en la necesaria conciliación laboral y familiar, qué necesidades de educación especial y atención a la diversidad existen, cuáles son las necesidades materiales de los centros, en qué condiciones laborales están las educadoras, qué progresividad debe aplicarse a los cambios lingüísticos y geográficos que se tengan que afrontar, etc. Tristemente la confrontación social y el desaguisado causado por esta nefasta gestión en las escuelas infantiles ya están hechos, así como el daño al prestigio de este servicio público, algo que costará mucho reparar.

Entre tanto, nuestro Grupo Municipal aboga por esperar la salida judicial, exigiendo al equipo de gobierno que actúe de la manera más diligente, paliando en lo posible el desastre que ha provocado, y apostando por un acuerdo que aborde la problemática descrita y que dote a futuro de estabilidad, objetivos, procedimientos y financiación a las escuelas infantiles públicas. Los peques y sus familias bien lo merecen.

Compartir   Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone