18 Mar Cambios en las Escuelas Infantiles de Pamplona

MAITE ESPORRÍN (Portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Pamplona-Iruña) Diario de Noticias – Pasada la primera estupefacción que me provocó la lectura del artículo de la concejala Maider Beloki sobre Escuelas Infantiles, imagino que únicamente los efectos colaterales que padecen algunas personas en el ejercicio de poder pueden justificar tamaño despropósito. Cabe recordar, de entrada, cómo esta concejala está siendo fiel reflejo de la ilimitada capacidad del cuatripartito municipal para meterse en toda clase de líos personales y políticos sin asumir por ello responsabilidad política alguna.

Pero causa sonrojo que, después del caos y del tremendo perjuicio provocado a cientos de niños, niñas y familias pamplonesas en las Escuelas Infantiles municipales, sea la concejala responsable de los mismos quien se atreva a pontificar sobre el tema y, en el colmo de los colmos, a despreciar a quienes han padecido sus consecuencias y a quienes lo hemos denunciado.

El Grupo Municipal Socialista siempre se ha mostrado dispuesto a estudiar y a afrontar los cambios lingüísticos y zonales que las Escuelas Infantiles municipales precisan y han sido innumerables nuestros pronunciamientos en Pleno y en comisión en tal sentido. Pero no podemos compartir la brusca imposición con que el equipo de Asiron decidió acometerlos hace un año, sin el mínimo estudio previo o planificación, sin participación alguna de la comunidad educativa y de las familias y escuelas afectadas, y sin la mínima progresividad en su implantación o búsqueda de una posible compatibilidad con los modelos existentes. Progresividad y compatibilidad que incluso el Gobierno de Navarra ha aplicado a la hora de afrontar cambios lingüísticos en las Escuelas Infantiles pamplonesas que son de su competencia. Únicamente la política de hechos consumados ha permitido al equipo de gobierno municipal sortear los distintos pronunciamientos judiciales en contra de cómo se han adoptado estos cambios en Escuelas Infantiles. Pronunciamientos que se vienen produciendo como consecuencia de las demandas legales que las familias afectadas se han visto obligadas a formular frente a la injusta manera de actuar de Maider Beloki y el cuatripartito. Eso sí, Beloki y el resto del equipo de gobierno no tienen empacho en recurrir, en vez de acatar las distintas resoluciones judiciales que al respecto acumulan en su contra con el dinero de todos, incluso de los afectados.

Resultan por ello estériles el cúmulo de argumentos que Beloki y el cuatripartito esgrimen, todos ellos a posteriori, para justificar lo injustificable. Tanto más cuando muchos de estos argumentos son parciales.

En una ciudad como Pamplona en la que, según el más reciente estudio de Euskarabidea, el Instituto del Euskera del Gobierno de Navarra, únicamente un 10% de la población habla euskera habitualmente y otro 10% dice entenderlo, la concejala se empeña en justificar sus injustos cambios en base a estudios sociológicos hechos de encargo a posteriori y que, con todo, tampoco justificarían la unilateralidad y forma repentina en que se tomó la decisión en Escuelas Infantiles.

Y hasta esos datos los extrapola sesgadamente la concejala, pues según el estudio en cuestión, el hecho cierto es que únicamente la cuarta parte de las familias que han prematriculado a sus hijos en las Escuelas Infantiles municipales optan por hacerlo en euskera. Pero puestos a manipular y faltar a la verdad, lo más gracioso es cuando Maider Beloki acusa a mi Grupo Municipal de privatizar las Escuelas Infantiles municipales, olvidando que todas han estado sometidas siempre al control público y que, en cualquier caso, fue precisamente el PSN quien propició en la pasada legislatura, junto con el resto de la entonces oposición municipal, que la totalidad de Escuelas Infantiles revertieran a una gestión municipal directa.

En fin. El Grupo Municipal Socialista siempre va a estar abierto a introducir los cambios y mejoras que sean necesarios en esta y en otras materias, pero nunca lo hará desde posicionamientos unilaterales y caprichosos tomados a costa de pisotear los derechos de otros. La información, el diálogo y la planificación racional deben prevalecer siempre. Algo que ni por asomo ha ocurrido en las Escuelas Infantiles de Pamplona.

Compartir   Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone