09 Ago ARTÍCULO DE OPINIÓN: “SERLO Y PARECERLO (2ª PARTE) “

ELMA SAIZ DELGADO. SECRETARÍA EJECUTIVA DE POLÍTICA FISCAL DEL PSN-PSOE – DIARIO DE NAVARRA – 9 AGOSTO 2018- El año pasado por estas fechas, escribí un artículo de opinión en el que terminaba convocando al lector a una siguiente entrega. Concluía el mismo diciendo que “en otro momento ya hablaríamos del destino que el Gobierno de Navarra iba a dar al incremento de las cifras de recaudación fiscal por las que se felicitaba”.

Mi artículo hacía referencia al orgullo con el que, el cuatripartito que sustenta el Gobierno de Navarra, celebraba el “el éxito de la reforma fiscal llevada a cabo, tal y como demostraban las cifras de recaudación”.

Ya ha pasado otra campaña de IPRF y este año, tras el cierre de un curso político en España histórico y que sin duda alguna va a marcar la pauta de los próximos años en nuestro país, hemos visto como todas las consejerías del Gobierno de Navarra, a través de sus titulares, han desfilado por los medios de comunicación haciendo un balance “fantastique” de su gestión al frente de cada uno de los Departamentos.

Concretamente, el Consejero de Hacienda y Política Financiera, volvía a destacar otro éxito de su Departamento proclamando que “la gestión directa y extraordinaria del mismo había permitido al Gobierno contar, en el presupuesto de 2018, con 221 millones de Euros más para destinar a políticas que redunden en beneficio de la ciudadanía”.
Comprobemos;

– En materia de empleo, poca dotación económica porque ni siquiera ha sido capaz el Gobierno de Navarra de consensuar con los agentes económicos y sociales y poner en marcha un Plan de Empleo que beneficiaría a las personas con mayores dificultades de inserción laboral.

– Además, poca dotación económica para acabar con la alta temporalidad de la Administración Foral. Es el actual Gobierno de Navarra el que con sus licitaciones a la baja por debajo del coste real de los trabajadores y trabajadoras, ha sido afeado por el Tribunal de Contratos Públicos de Navarra anulando los propios pliegos y poniendo en evidencia la mala gestión de los recursos públicos y el incumplimiento de la normativa laboral.
En materia de educación, poca dotación económica en un departamento con una trayectoria nefasta en esta legislatura con un deterioro importante de la escuela pública y un aumento de la precariedad laboral.

– En materia de salud, poca dotación económica por ejemplo, para garantizar que la atención primaria de salud a los niños y niñas en edad pediátrica se realice por médicos de esta especialidad y, de manera progresiva, por profesionales de enfermería pediátrica en toda la Comunidad Foral.

– En materia de función pública, poca dotación económica por ejemplo para optimizar y mejorar la calidad del servicio sin empeorar las condiciones de las plantillas, además de escasa capacidad negociadora.

– En materia de infraestructuras, poca dotación económica para mejorar la red viaria en nuestra Comunidad o para inversiones estratégicas y necesarias.

– En materia de política social, poca dotación económica y poca transparencia para realizar una apuesta seria y rigurosa por un modelo de futuro, que aborde la prevención y ponga el acento en los servicios públicos de proximidad, que son los que dan calidad a la atención y tienen un enorme nicho de generación de empleo.

Llegados a este punto, y tras cuestionar las prioridades del cuatripartito liderado por la Sra. Barkos a la hora de utilizar nuestros impuestos, considero interesante recordar al contribuyente navarro, que ha sido el gobierno nacionalista, que no de izquierdas ni de progreso, el que con una doble reforma fiscal ha elevado la exigencia a las rentas medias del trabajo y a las familias sin hacer un esfuerzo decidido ni rotundo por favorecer la inversión, ni por colocar a Navarra en entre las comunidades más competitivas. Su reforma fiscal ha causado, además, una considerable brecha fiscal entre Navarra y el resto del Estado.

En los próximos meses, vendrá bien que recordemos estas y otras cuestiones que el Gobierno del cuatripartito “ha hecho y no ha hecho en beneficio” de la ciudadanía. Uds. dirán.

Compartir   Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Download PDF